Last Minute

La moneda siempre tiene dos caras.

dos caras de la misma moneda

Siempre hablo en términos de despecho, abandono, frustración y de no entender porqué muchas veces te dejan, te abandonan o simplemente dejan de sentir aquello que sentían por ti…

Lo cual desencadena una guerra entre dos, donde (debo admitir) que ni los malos son tan malos ni los buenos son tan buenos.

Pero ayer saltaron las alarmas cuando al leer un comentario en mi blog, me di cuenta de algo muy pero que muy importante: No sólo me leen los abandonados, también me leen los que abandonan, dejan de querer o simplemente asumen su situación y no miran atrás.

Me faltan datos sobre todos los lectores que tengo y aunque me pongo en su lugar para entender ciertas posturas, ayer me sentí gilipollas (de verdad de la buena) porque sin darme cuenta no supe ponerme en el lugar de una persona cuando respondía a un comentario.

Hasta donde pude deducir, esa persona había sido abandonada… Ayer entendí (si no es así, por favor, acláramelo) que tenía en sus manos la posibilidad de arreglar la situación.

Supongo que la pareja que la abandonó, se arrepintió bastante pronto de la decisión tomada… Así que ahora puedo entender aquello de “fumar la pipa de la paz o firmar” y yo le dije: tienes que firmar… Pero carecía de la información más importante de todas: El que abandona ya se había ARREPENTIDO.

el primero en pedir perdon

El arrepentimiento lo cambia todo, el pedir perdón lo cambia todo…. No es comparable el que “sale a por tabaco” y por encima de no volver (basado en hechos muy pero que muy reales) te culpa de todas sus desgracias y te hace sentir la persona más mala de la Tierra, al que por lo menos se arrepiente del daño causado y pide perdón.

A una Rubita que yo me sé, cuando la dejaron tuvieron los “bemoles” de decirle: “Quizás algún día te dé la oportunidad de que seamos amigos” ¿Perdón? ¿Que tú a mí qué?…¡Me dejas tirada y te haces tú el ofendido! (Para que al menos apreciéis la diferencia entre que te dejen y te las hagan pasar “putas” al otro caso en el que te dejan y en principio se arrepienten) Supongo que no se puede juzgar a todo el mundo por igual.  Al menos yo veo una gran diferencia.

Pero lo que realmente quería contar es cómo lo vive el que toma la decisión de mandar todo a la mierda. Conozco las dos versiones (el que toma la decisión y al que no le queda más remedio que aceptar lo decidido) y puedo deciros que al igual que  el abandonado, en muchos casos no lo pasan mejor.

En este caso también se puede optar por volverse impasible, sin escrúpulos y sin la más mínima señal de dolor por lo situación que ha propuesto. He conocido a personas que han dejado a sus parejas y un año más tarde siguen sintiéndose las peores personas del mundo (malas madres, malas esposas, malas personas…) y he conocido a quién romper una familia, dejar la economía familiar hecha polvo y a dos hijas pequeñas no le ha supuesto ni un ligero dolor de cabeza.

a-veces-tomamos-decisiones-carteles-hay-decisiones-que-son-desmotivaciones

Así que tampoco vamos a hablar en términos absolutos, donde todo es blanco o negro o donde sólo puedes ser víctima o verdugo.

Me niego a pensar que quién toma esa decisión no sufre, pues el cambio de vida es para todos. Me niego a pensar que esa decisión sea fruto sólo del egoísmo y que en el fondo todo el mundo tiene sus propias razones.

Yo me siento en la peor situación respecto a muchos: Me hicieron sentir mal, no me dieron explicaciones y ni siquiera hubo momento para la reflexión. Se tomó una decisión tan importante sin contar conmigo ni con la situación en la que puedo estar en un futuro ¡Y no le tembló ni el pulso ni la voz! No me dirige la palabra… ¡Cómo para pedir perdón!

En cambio, como he dicho antes, también he conocido a gente que ha tomado la decisión de romper y que me dice: “No sabes la suerte que tienes de que te hayan dejado, yo no soporto el peso de haber tomado esta decisión” (y me lo han dicho con lágrimas en los ojos porque en el fondo no quieren hacer daño, porque saben que nada será igual y que a fin de cuentas no deja de ser un fracaso).

Por eso ayer cuando leí aquel comentario  (y creo que esa persona me va a leer y va a entender lo que quiero decir) me quedé triste por haber dicho en su momento “firma” cuando hoy quizás debiera decir “perdona”.

Y esto no quiere decir que una tenga que hacerse la idiota y fingir que no la han herido, que tenga que olvidar o que tenga que ir de valiente por la vida.  Simplemente y como dice una buena amiga “Haz lo que te nazca”. Y si alguien quiere perdonar… pues que perdone y si alguien quiere asumir su situación y no mirar atrás, pues que no vuelva la cabeza.

Al igual que hice con una persona que había dejado a su marido (cosa que no podía y todavía me cuesta entender)  y que no dejaba de llorar por la decisión tomada,  porque sufría por ella, por su familia, por sus hijos  y por todo lo que su decisión implicaba…

A ella la miro y pienso, ¡Al menos en el pecado lleva la penitencia!  (Suena cruel, ¡pero lo mínimo es que al menos también te duela!) y a otros que parece que ni sienten ni padecen cuando te dejan ¡A esos no hay quién los entienda!

el orgullo te hace sentir fuerte

Por eso ayer después de leer el comentario me di cuenta de todo, de que algunos se van y no vuelven (y visto lo visto, ni falta que hace) que otros se van y sufren en su camino de despedida y que algunos se alejan y  les falta tiempo para llamar a la puerta y pedir perdón…

Igual que ayer querida amiga, sólo puedo decirte que viendo lo que hay fuera y siendo como soy (luchadora hasta la muerte) de las que cree que el perdón (si así lo sintieses, que no es obligación) te puede hacer feliz a ti y también a tu familia, tendrás que valorar si “fumas y perdonas” o si “firmas”.

Tan sólo piensa que a algunos además de dejarnos ni siquiera nos hablan, ni siquiera nos tratan como a personas y valora que las segundas partes no siempre son malas, a veces son mejores pues algo has aprendido de la primeras.

Anuncios

9 Comentarios en La moneda siempre tiene dos caras.

  1. Rubita, espero que pronto termines agradeciéndolo. Hay veces que las cosas nos parecen malas, cuando lo verdaderamente horroroso habría sido que no ocurrieran.

    Me gusta tu Blog.

    Te llevas mi voto en los premios 20 Blogs.

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  2. Solo dos cosas.

    Lo primero, que por lo que he leido no estas juzgando nada,salvo cuando hablas en primera persona que en ese caso tienes todo el derecho del mundo con independencia de que tengas razón o no.

    Lo segundo una apreciación que no se ha comentado todavía. Y cuando el supuestamente abandonad@, con el tiempo lo termina agradeciendo? Piensalo. Dale una vuelta.

    Creo que este comentario que te hago, da para mucho…

    Le gusta a 1 persona

  3. Y nadie lleva la penitencia ni tiene porque pagar con sufrimiento una decisión tomada en un momento determinado. Quizás el castigo si alguien lo tiene Q llevar es el “abandonado” el Q no sabe por qué pero Q ha hecho más daño del Q se pueda sanar en unos meses. Romper una relacion es muy doloroso pero no siempre el malo es malo y el bueno bueno…

    Le gusta a 1 persona

    • Pues que si que empezamos fuerte el día, yo no juzgo…simplemente digo que maneras de hacerlo, que el que deja también sufre y que ni los malos son tan malos ni los buenos son tan buenos….besos

      Me gusta

  4. Rubita cada separación es un mundo y los motivos son cosas de dos, no se puede juzgar desde fuera lo Q no se ha vivido. Dejar a quien se quiere duele, empezar una nueva vida duele y recomponerlo todo… En ocasiones uno deja porque no tiene mas remedio, y el supuesto “abandonado” se lo ha ganado a pulso. Otras el amor se acaba y no es solo cosa de uno… Habría q escuchar siempre s las dos partes…

    Le gusta a 1 persona

  5. Las cosas nunca son blancas o negras, siempre hay infinitos tonos de gris. Por lo demás, de acuerdo contigo, escuchar las dos versiones puede ser bastante ilustrativo de como la misma realidad se percibe de forma tan distinta.

    Besos Rubita.

    Le gusta a 1 persona

Qué te pareció el artículo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: