Last Minute

“…Todos los días de mi vida”

¿QUE ESPERABAS QUE TE DIJERA?

"...Todos los días de mi vida". Si algún día escribo un libro, será el título que elija. Estaba claro que mi vida iba a ser un desastre en lo sentimental.

Digo que “estaba claro”, porque ya con 16 años la Rubita escribía cosas como esas  letras de ahí abajo (con letra y música incluida tocando una guitarra española) y con el tiempo las historias se repiten y las sensaciones acaban siendo parecidas.

“De lo que eres a lo que eras, 

parece que ha pasado un siglo,

de lo que fuimos a lo que somos

¿que es lo que queda de lo que fuimos?”

Analizando los últimos meses y los últimos días, una se da cuenta de que al final (cuando el final se ve tan claramente y ya casi lo palpas con las yemas de tus dedos…) la vida sigue y tienes que subirte al tren aunque no quieras.

 Lo que en un principio fue una pesadilla, un “no quiero vivir”, “me corto las venas” o “esto no puede ser verdad” (negación, negación en toda regla… de libro de psicología) hoy empieza a tomar forma y a convertirse en la triste realidad, en la vida que me queda y asumiendo que nada será igual ni se parece a lo que yo quería.

Yo no puedo hablar sobre la vida matrimonial y familiar en los años 30 (porque no había nacido ni mi madre) y sobre las dificultades de convivir con una persona a la que quizás no querías, que quizás no te respetase o peor aún, te recibiese a bofetadas cada vez que a él le apetecía.

hasta que la vida nos separe

No, no puedo hablar de algo que desconozco, que no he vivido y que por suerte no se parece en nada a mi experiencia de vida.

La única referencia que tengo, es que los matrimonios duraban toda una vida, pues no existía una Ley que permitiese una disolución matrimonial y pocos se planteaba romper una familia… ¡Cómo mucho te ibas a por tabaco y no volvías!

 Ahora bien, con la Ley del Divorcio (tan revolucionaria, tan cargada de derechos individuales y con la posibilidad cambiar de vida) mas que una liberación o una solución excepcional y aplicable en circunstancias concretas… ¡El divorcio más que excepción se ha convertido en regla!

No es que se hayan largado 100 o 1000 o 1.000.000 de personas ¡Se ha producido una estampida! Las parejas parecen una manada de búfalos corriendo por las praderas en busca de la libertad perdida…

No debemos mantener tradiciones contrarias a la salud, a la integridad personal o que carecen de sentido hoy en día y las leyes deben adaptarse (como bien dicen los libros de Derecho) “a la realidad social” de nuestros días.

Y lo que hace 100 años era lo común, (el matrimonio era algo indiscutible para formar familia) hoy se convierte en una excepción o en una experiencia personal que nos tomamos a la ligera por que es lo mismo que hacerse una “vasectomía”… (de esas reversibles… claro está) ¡Ya me separaré si no me va bien! ¡No hay nada que no tenga remedio en esta vida!

pero tú lo prometiste

Pues bien, la Rubita ha sido educada en una familia tradicional (donde la palabra que uno da, los valores y principios se respetan) y no comparte en la mayoría de los casos, la irresponsabilidad que algunos/algunas, le aplican a las decisiones que toman en su vida.

Me hago una pregunta de lógica aplastante: Si no puedes pagarte un anillo de diamantes, no te lo compras y no robas un banco para pagarte un viaje a la Riviera Maya ¿verdad? Y sin embargo ¿Porqué haces promesas a una persona si no vas a cumplirlas? Claro, porque no cumplir una promesa no es un delito… simplemente “has cambiado de opinión”.

Ninguno de vosotros se acuerda ¿no?:

“Yo……… te acepto a tí, ……… como mi legítima esposo y prometo serte fiel, en la riqueza y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad y amarte y respetarte, todos los días de mi vida”

¿A que hace reflexionar? Leedlo de nuevo si hace falta, ¿Cuántos han roto su promesa sin pensar en el daño que hacían? Yo acepté ese trato porque me habían prometido algo… ¿Y ahora qué? ¿Algún problema por faltar a su palabra? Nada, a fin de cuentas…. NADA.

Y lo que es peor: Primero te llevan a un altar y después a un juzgado…. (surrealista… ¿Eso es amor? ) No tenemos ni la menor idea del daño que causamos.

Ni la muerte los separa

Si me llegan a advertir que mi matrimonio es un “contrato temporal”, estoy casi segura de no haber firmado (al igual que no cambio mi contrato indefinido por una sustitución de maternidad) ni me habría hipotecado, ni habría tenido hijos con alguien que le pone fecha de caducidad “indefinida” pero con libertad para romper esa promesa cuando libremente él decida.

Porque para mí, fue la promesa más grande de mi vida… Puede que no fuese la esposa perfecta, pero os aseguro que yo sí estaba dispuesta a cumplirla.

 Ahora me diréis que el amor debe ser libre y sin ataduras y bla bla bla…Lo sé, ése discurso me lo sé… Pero haciendo un poco de reflexión decidme ¿Cuál es el error de nuestros días? ¿Por qué antes eran 100 los casos de divorcio y hoy superan los divorcios al número de matrimonios? ¿De verdad nos equivocamos el 60% de las parejas? ¿De verdad son tan irreconciliables nuestras diferencias?

“…todos los días de mi vida”.

Y le creí… Pero la realidad es que se fue, que no volvió y que me destrozó la vida y no contento con todo lo anterior… estoy a merced de lo que un tercero tenga a bien disponer con mis bienes, con mis hijas y con mi vida… (vamos, que he hecho el negocio del siglo… para que luego digan).

Anuncios

13 Comentarios en “…Todos los días de mi vida”

  1. Es el problema de las promesas no vinculantes, como las que se hacen al casarse o las que hacen los políticos de turno en campaña electoral… que no hay nada que obligue a cumplirlas, aparte de la responsabilidad de cada uno o la vergüenza torera. Si alguien firma un contrato no puede romperlo sin más, sea una hipoteca, un trabajo, etc. pero parece que es signo de “mujer liberada” (o de hombre en tu caso) en estos tiempos que corren lo de destrozar vidas al primer signo de “aburrimiento”, de “cansancio”, o de un simple “ya no es lo mismo” (como si se diera por hecho que tiene que serlo, pase el tiempo que pase), y no sólo se comprende como un mal necesario, sino que en muchísimos casos se aplaude.
    ¿Cuál es el error de nuestros días? La responsabilidad, para mí una de las virtudes de una persona de bien, se ha convertido en un defecto de los carcas, de gente chapada a la antigua.
    ¿Por qué será que en más de la mitad de los perfiles de redes sociales, especialmente de féminas ya entradas en la treintena siempre encuentras la manida frase de “carpe diem”?
    Firmado: el abuelo cebolleta.

    Le gusta a 1 persona

  2. Bueno, tengo bastante que decir, aunque al final como siempre no diga nada.
    Es una gran putada que firmes un contrato en principio indefinido y que la otra parte lo disuelva sin tenerte en cuenta, pero la vida da muchas vueltas, las personas vamos cambiando y con ello nuestras circunstancias.
    Que habría pasado si llegas a ser tú la que un buen día te das de bruces con la realidad y te das cuenta que con la persona con la que compartes cama, mesa y casa no es lo que querias?? si se cruza alguien en tu camino y sin tu quererlo te enamoras?? podrías seguir viviendo como hasta ahora?? o tomarías el toro por los cuernos e intentarías buscar un poco de felicidad. Creo que la sociedad está evolucionando y esto es bueno, me gustaría saber cuantos matrimonios se habrían disuelto en los años 30 de estar permitido el divorcio, igual nos sorprenderíamos de las cifras…y es que, y yo al menos, he dejado de creer en “para toda una vida”.
    Lo peor de todo esto son los niños porque, aunque hagamos lo indecible para que no sufran al final son los que peor lo pasan y el tiempo dirá las consecuencias en sus vidas de nuestros “malos actos”…lo único que tengo claro es que ni loca volvería a casarme con nadie.

    Le gusta a 1 persona

    • Estoy de acuerdo contigo en casi todo…digo en “casi” porque principalmente, para siempre es mucho tiempo… Y no digo que deba ser así con o sin ley que lo permita… Pero posiblemente me equivoque y cuando sea una anciana y haga un repaso de mi vida piense que hubo más después de él, pero esos más…tampoco eran perfectos, tampoco eran para siempre… No sé lo que haría, pero te digo la verdad, sé que cómo mínimo lo intentaría.
      En mi caso más que el fondo, fueron las formas… Quizás si hubiese hablado o si me hiciese ver otras salidas…pero no, se largó a por tabaco y no volvió ¡Y eso que no fuma! Y creo que cuando uno se compromete lo mínimo es intentarlo… Que me deje me duele pero lo puedo entender, pero que no lo haya intentado ni un sólo día…. Mejor me callo ¿no? Gracias por estar ahí.

      Me gusta

      • Consuélate porque a través de tu sufrimiento he comprendido el sufrimiento de los míos y me has hecho entender que quizá no esté del todo mal dar otra oportunidad, que igual las personas pueden cambiar…… que hablando se entiende la gente y que la soledad no es la mejor opción de vida. Estoy convencida de que el destino puso tu blog en mi pantalla por algo, para hacerme pensar al menos y doy fe de que lo ha conseguido.

        Estos días voy para allí, pero tan sólo un día y con agenda muy apretada….pero ya sueño con esa quedada….

        Le gusta a 1 persona

      • Pues si me dicen que puedo aportar algo de luz o de perspectiva a tu vida me alegro….Te pido por favor que tengas claro que no juzgo las posturas contrarias, que hay mil razones y mil maneras…y que nos puede pasar a cualquiera….No es delito el desamor….
        Siempre piensa en que yo escribo desde la rabia de no entender lo que ha padado…de no tener derecho a réplica y de intentar velar no sólo por mi interés, sino también por terceras y cuartas personas que nos tienen como referente…que no se lo merecen y que hay que intentarlas cosas antes de abandonarlas…
        Por lo demás estoy contenta de que sigas por aqui…el roce hace el cariño y yo…lo voy notando.

        Le gusta a 1 persona

  3. Creo que el problema de ahora es que con las facilidades que da el poder divorciarse y seguir adelante sin dificultades con otra persona (o solo) y que no esté mal visto hacen que la sociedad y las personas en general tengan menos paciencia y aguante que antes. Antiguamente separarse e irse con otro/otra no estaba bien visto, era objeto de críticas, quizá eso frenara a muchos. La parte económica supongo que también influía, el miedo a no poder seguir adelante, el perder todo lo que tenían… Pero también ha cambiado mucho la actitud, la educación y la paciencia de las personas. A peor. En mi blog estoy harto de mostrar casos en los que las personas son despreciables, y se puede extrapolar a muchos campos. El problema de las decisiones unilaterales como la tuya es el daño que recibe la otra persona. Pero lo peor es que quien toma la decisión no lo piensa, y en ocasiones le importa poco ese sufrimiento. Si alguna vez escribes ese libro, serás líder de ventas. Besitos Rubita

    Le gusta a 1 persona

    • Pues no sé si líder de ventas o me queman en la hoguera todos los “progres”… Pero por educación y principios y por convencimiento creo que salvo excepciones (que por supuesto las hay…) Un matrimonio es más que un día de fiesta… y complicarse la vida uno mismo ya es una putada…pero que se la quieras complicar a alguien más…Con 33 podría seguir soltera y sin hijos como muchas otras… Pero no, con 21 prometió y cuando le vino bien se largó… Sigo pensando que no es justo sufrir un desagravio de tal importancia…Mi vida no sería igual de no haber hecho esa promesa en ese día… Las palabras se las lleva el viento y si están escritas se borran con Tipex y a vivir que son dos días… ¿Te pareció un buen título?

      Le gusta a 1 persona

      • Quiero pensar que no se casó pensando en separarse cuando se cansara, sino que cuando lo hizo fue porque lo que realmente quería era estar contigo cada día y formar una familia a tu lado con la que ser feliz. De no ser así estaríamos hablando de un desequilibrado porque además tuvo dos niñas contigo. Lo que no sé es si algún día lo intentó o no, quizá lo hizo aunque nunca te dijera nada. Dejarte sin dar explicaciones es ruin, y eso es lo que más daño te hace. No hay tiempo de reacción ni posibilidad de solucionarlo. Imagino que él no quería arreglar nada con esa actitud. Sigo pensando que cuando actúa así no piensa en el daño que te hace, ni a las niñas. Seguro que si te pone fecha de caducidad en la boda tú no aceptas, pero soy muy inocente y quiero pensar que ese día él no le veía fecha de caducidad.

        El título es genial. Como tú.

        Le gusta a 1 persona

      • jooo…y que quieres que diga???? que me queria como la trucha al trucho…pues creo que no…igual como la sardina al sardino o el salmón a la salmona!!!
        Me estoy planteando seriamente lo de hacer una quedada todos juntos …porque puede ser mortal debatir en vivo y en directo….ve pensándolo…las tejas rojas se anima….

        Me gusta

      • Este wordpress que solo me deja responder al primer comentario…

        Imagino que hablo pensando en mí, o al menos en una persona normal. Creo que sí te quiso. No concibo una boda y dos hijas si no es así. Cuándo dejó de hacerlo, por qué, y sobre todo por qué nunca te dijo nada para intentar solucionar el problema antes de que creciera escapa a mi lógica.

        Lo que sí tengo claro es que visto lo visto, no te merece. Eres mucha Rubita para tan poco hombre. Y no olvides que estoy (estamos) aquí cada día para cuidar de ti, para sacarte una sonrisa y/o para hacerte un poquito feliz cada día.

        Me apunto. Al final os estoy cogiendo cariño a todos, y conoceros seguro que sería fabuloso

        Le gusta a 1 persona

      • Jajaja….lo estoy visualizando… botellas de vino al solecito….uy…que pintaza tiene ése plan….tú en dónde estabas???
        y mil gracias por todo…No soy magnífica…soy gallega y ya con eso basta…sois geniales!!!

        Me gusta

      • Pinta bien el plan, sí! Yo estoy en Getafe. Estamos a tiro de piedra

        Le gusta a 1 persona

      • Pues dificil no es….jajaja…Lo organizamos

        Me gusta

Qué te pareció el artículo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: