Last Minute

Después del sexo ¿qué hacer?

buenos días princesa

Por mucho que intentemos negarlo, el día después (al sexo) lo cambia todo… Es como el previo a las Elecciones y su "jornada de reflexión".


Antes de caer rendida a sus brazos todo va bien (digo yo) porque de no ir bien la cosa no hubieras caído en sus brazos o en su cama… Los dos estáis emocionados, contentos, nerviosos y con ganas de veros…Genial.

Pero al igual que los políticos y la famosa “jornada de reflexión” (suspensión de actos políticos, no se puede pedir el voto ni emitir propaganda electoral) que es la del día inmediatamente anterior a las elecciones, en el sexo la jornada de reflexión, es “el día después”.

Pensándolo bien, debería ser el día antes a “liarla parda”, no después cuando ya no hay marcha a atrás y “la suerte está echada”. En este caso, los políticos han sido más inteligentes y nos dejan 24 horas de margen para que podamos emitir nuestro voto sin “manipulaciones” externas.

Pero en el sexo… lo hacemos al revés. Después de una noche sabática, nos despertamos como si hubiésemos amanecido en otro planeta, como si en vez de levantarnos con aquel moreno de 1,85 nos despertásemos al lado de un extraterrestre de 1,50…

A los hombres, les pasa lo mismo. O mejor dicho, son ellos los que nos hacen reflexionar con su silencio… Por suerte sabemos que “el silencio también es una respuesta”.

Antes de irse a la cama contigo, creen (ellos van de super seguros de todo lo que hacen) que les gustas un montón, que eres una tía que mereces la pena y que si todo sale bien, podrán repetir contigo la misma hazaña, las veces que quieran.

Hasta que pasa. Pasa lo que tiene que pasar y de repente ya no están seguros de nada. Después de una noche de sexo es como si se los hubiese tragado la tierra. Con un poco de suerte si eres tú la que les escribe…igual contestan.
Los domingos por la tarde, para muchos es el momento de debate con las amigos. Te cuentas las batallitas del fin de semana y las novedades sobre “el príncipe azul” que está de moda en ese instante. El domingo suele ser el día maldito de la “jornada de reflexión”.

jornada de reflexion

Has pasado una noche estupenda y la cosa acabó según anticipaban todos los astros… (Tú antes de salir de casa también lo sabías, ¿o no?) y ya cuando regresas a tu casa, o el “otro” se va a la suya… Reflexionas.

Amos, no jodas…Haber reflexionado antes, no ahora.

Reflexionas tú, reflexiona él, haces reflexionar a GOOGLE poniendo en buscadores “¿Por qué no me llama? (no me lo neguéis…que las estadísticas no fallan) y cuentas los minutos esperando el mensaje del “susodicho” después de haber compartido la cama.

¿Por qué después del sexo todo cambia?

Todo iba bien y ahora de repente se calla… y para colmo si se le da por decir algo, te pones a analizar cada una de sus palabras no sea que lleve encriptado un mensaje más oscuro que “el Santo Grial”.

La incongruencia me mata, me supera.

Si vamos de modernos y el sexo no significa nada de nada, antes del sexo y después deberíamos comportarnos de la misma manera ¿no? Pues no.

No nos comportamos ni parecido. Lo cual me lleva a pensar que en el fondo, el sexo tiene más importancia de la que nos empeñamos en mostrar.

Esto puede ser por diferentes razones: o porque ellos creen que te has enamorado y les vas a complicar la vida o porque nosotras pensamos que nos deben algo y por desgracia, no nos deben nada haya habido o no una cama entre ambos.

Si antes del sexo te enviaba un “emoticono” de buenas noches y te llamaba guapa… ¿Por qué “El día después” del sexo te envía las “buenas noches” que le daría a su hermana?
Si antes desperando un mensajeel sexo intercambiabas 20 mensajes en un día… El día después del sexo se queda sin saldo, sin batería, sin cobertura, sin Wifi, sin habla… (Nosotras también lo hacemos…)

Sí, este comportamiento típico entre gilipollas (ELLOS Y ELLAS) que se llevan genial pero que después de pasar la noche juntos no tienen nada que decirse… Yo es que no lo entiendo.

Dentro de esta categoría, de los “muditos y muditas”, no englobo a los que por desgracia hayan tenido una noche horrible que ni por asomo querrán repetir.

Este comportamiento en cuestión, es para aquellas personas que después de varias citas, de haber hablado por teléfono, o de haber escrito la “Biblia en verso” por Whatsapp… pasan una noche juntos y al día siguiente ni se conocen o se quedan callados como si no hubiese pasado nada…

¡Pues si no ha pasado nada ¿Por qué coño no me hablas?! 

decir hola

Osea, que sí…que ha pasado algo y ahora ya no puede ser nada como lo era hace 24 horas cuando no conocías sus lunares, o sus tatuajes o sus marcas de guerra…. El no conocía los tuyos y podías hablaros sin problema…A mí, que me lo expliquen.

Yo me imagino a los dos cada uno en su casa pensando en qué pensará la otra persona… Lo fácil es tratar las cosas de forma natural, pero no… no decimos ni mú ¡Ni que cobrasen por palabras!

No finjamos ninguno de nosotros que me estoy inventando lo que escribo… porque estoy convencida que aún no hemos salido de la cama y lo primero que pensamos (ellos y nosotras) es la típica pregunta:

¿Y ahora qué?

Si alguien tiene una explicación razonable sobre este comportamiento, ruego encarecidamente me lo explique…Porque yo, de verdad no lo entiendo.

Si antes de tener sexo todo eran risas y mensajitos y juerga, el “día después” ni mu, por la tarde ni ma y por la noche ni mo… (hablo en casos de que la noche no hubiese sido un desastre…ok?)

Así que yo trataré de reflexionar antes de que esto me ocurra, no después, porque después del sexo todo cambia (para bien o para mal) verdad….verdadera.

Anuncios

17 Comentarios en Después del sexo ¿qué hacer?

  1. Como te entiendo… Estoy en la jornada de reflexión ahora mismo jajajaja

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola! Pásate por mi blog, soy nueva en esto, mi blog trata de historias de amor y desamor creadas por mí. Aquí te dejo la dirección: http://www.eraseunavez19.blogspot.com
    Gracias! Por cierto, me encanta tu blog!

    Le gusta a 1 persona

  3. El sexo es sólo un paso más para conocer a la otra persona. Tiene la importancia que tiene. Si bien después del sexo, unas cañas, una cena todo fluye y gusta no hay problema, pero si algo falla o no convence, no es culpa del sexo. Demasiada importancia se le da al sexo y la tiene, pero no es lo más importante.

    Le gusta a 1 persona

    • Tú lo has dicho. …dejemos que pase algo después del sexo …no? Desaparecer no es dar mucha opción….y el sexo no obliga a nada ni a nadie…pero si te vas a la cama y después de eso vas a desaparecer. …avisa…que el valor y la madurez son para algo…. yo lo veo asi…dame la opción de elegir si quiero o no quiero meterme en la cama con alguien asi.

      Me gusta

  4. En definitiva lo que comentas es un hecho, pero lamentablemente caemos nuevamente en el campo de la generalización… aquí algunos de los lectores y sus comentarios lo demuestran… que no todos hacemos o hacen lo mismo, que el sexo por el sexo, nunca dejara de ser solo eso y así debemos de tomarlo si es el caso… y que para algunos de nosotros el sexo es algo mas y no necesariamente que tenemos que amar completa y profundamente a la persona con quien estamos íntimamente, pero eso si, requiere un “compromiso” hasta cierto punto, en primer lugar con nosotros mismos y tiene que ver con ser fieles a lo que sentimos y creemos… va bien tal vez tener un delicioso sexo solo por el placer que nos da o en su caso por que nos estamos entregando al 100% en cuerpo y alma…sea una u otra la opción la debemos tener clara y en la medida de lo posible hacérsela saber al compañero en cuestión y entonces poder determinar si vamos por el mismo camino, si así es pues fantástico a disfrutarlo y si no es así entonces que sentido tiene… el meollo del asunto es que mentimos, nos mentimos a nosotros mismos y a los demás y entonces el día después de lograr el objetivo (mintiendo), de pronto surgen las preguntas de “y ahora que”… la persona en cuestión no sabe que hacer o tal vez si por que resulta ser un profesional en estas artes… de brincar de cama en cama… lastimosamente quedando cada vez mas vacíos… así que de acuerdo en reflexionar antes y no después… un abrazo rubita…

    Le gusta a 1 persona

    • Hola….pues si…deberían llevar un letrero con luces de neòn anunciando su profesionalidad en estas artes de la desaparición…sin rastro, sin huella y tú con cara de no saber qué has hecho mal….es lo que hay…ni menos ni más.

      Me gusta

  5. Estoy con Oscar. No se trata de sexo,sino de algo más, y si ese algo más que buscabas lo acabas de encontrar, ¿Por qué dejarlo escapar? Es del género tonto.

    Le gusta a 1 persona

  6. B.B.

    Por lo poco que se de mujeres y sexo, al menos se algo…o sea nada, este cuento de Ali Baba y sus respectivos 40 chorizos ( que son las relaciones sexuales esporádicas y no tan esporádicas ) tiene una explicación muy básica…Preguntas algo y la respuesta es tan básica que no se si hacer un comentario, o dejar que te hagas algo mas grande…..

    Por el momento dejare aquí pegado dos besos….:) 🙂

    P/D : …..

    Le gusta a 1 persona

  7. Jajaja eso se llama inseguridad. Me refiero a la gran población nocturna, de marcha. Se busca un objetivo, cual proceso hasta conseguirlo genera ansiedad, ilusión y desesperación, y una seguridad falsa en que uno/a es el mejor esa noche. Y cuando se llega al objetivo marcado, pues el desgaste psiquico de tantas horas/días previos, hace que nos quedemos como tont@s al finalizar el tema, con un cierto ¿no nos hemos agobiado tanto para nada, cuándo hubiera sido mejor haber quedado con mis amigos/as, y quemar la ciudad? O salir el domingo a correr, nadar, biciclear, o simplemente quedar con aquel/lla a tomar unas cañas domingueras mañaneras, que aunque fisicamente no te atrae, pero vas con tu cuerpo descansado tras dormir tus horas…y que coño, resulta que en definitiva el finde fue mas aprovechao! 4 decadas han dado para mucho, aguedalgg 😉

    Le gusta a 1 persona

    • Asi que se trata de eso? Exceso de energia anterior al sexo que después del sexo se convierte en letargo? Por el amor de Dios!!! Qué leches nos está pasando???

      Le gusta a 1 persona

      • Oye, pues definido así, suena mejor. Exceso de ansiedad preparatoria, o de buscar ‘algo calentito’ que, cuando lo encuentras, pues parece que ya ‘lo tienes todo hecho’. Y te relajas mucho, mucho, pero mucho. Tanto que ni hablas jajaja.

        No ves que ya no hay amor debido a la vida estresante que llevamos, via internet, via mundo laboral? No queremos complicaciones, y me cuesta reconocerlo.

        Así que nos ansiamos con tener un sabado perfecto, y cuando llega, pues se acabo la emocion de pensar como irá. Enseguida ya estamos programando el proximo sabado. Generalizando claro. Aunque tampoco entiendo demasiado porque el día después, no se habla. Yo como puedo hacer 1000 cosas a la vez, un mensaje si que puedo enviar jajaja. Otra cosa es que me respondiesen!

        Aún así, en esta vida ya está todo inventado desde la edad media, y los correos de los nobles…y sus amantes. El precursor del messenger 🙂

        Le gusta a 1 persona

  8. Yo es que no entiendo una noche de sexo sin estar embobado o profundamente atraído por la persona con la que comparto cama, así que no entiendo cómo puede acabarse “la magia del tonteo” que describes previa a la noche S, en tan sólo unas horas. Quizá la noche fue bien pero no era lo que esperaba? Quizá alguno de los dos no se siente preparado para comprometerse realmente o tiene miedo a que las cosas sean distintas? Supongo que lo único que hace falta es hablarlo, pero no entiendo por qué no se hace… Besitos rubita

    Le gusta a 2 personas

Qué te pareció el artículo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: