Last Minute

Lo esperé todo de ti…

    vete a la mierda

Los  lectores llegan a mi blog por un motivo: buscan respuestas.

Uno no se levanta un día y dice: “Voy a poner en GOOGLE ¿Por qué me ignora si le gusto?” o la frase más buscada: “No esperes nada de nadie” o por supuesto la  eterna duda de “¿Cómo conquistar a un hombre”.

Generación tras generación, la historia se repite como si fuese imposible escapar a los designios que estipula el corazón.

Suelo leer bastante antes de escribir un post (a veces no necesito nada más que mis propios sentimientos para inspirarme) y veo que en todas las revistas, blogs, o portales de noticias… ¡El tema es el mismo!

Montones de personas decepcionadas con la sociedad actual, con la falta de valores, con la cobardía y con la poca moralidad en cuanto a relaciones interpersonales, ya no sólo de pareja.

No hay distinción de géneros (o sí, pero no quiero hacerla) y al final hacemos todas esas cosas que nunca creímos  hacer, simplemente por el hecho de no ser distintos o para jugar con las mismas cartas.

Algunos son valientes para pedirte “un polvo” en el tercer mensaje, pero después de un par de meses no tienen los “bemoles” suficientes para decirte que no quieren nada contigo o que no le interesas, o que ya tienen a otra sustituta, o que se han aburrido de ti, o que no eres lo que buscan…

Podrían decir mil cosas pero desaparecen (el famoso Ghosting)  y tú te preguntas ¿qué ha pasado aquí? ¿Qué he hecho mal? ¿Por qué no le gusto si antes le gustaba?…

Da igual, huyen cual manada de búfalos en la pradera, sufren de ese mal  que yo acuñé en su día en aquel post: ¿Porqué huyen del compromiso? Síndrome de Forrest Gump

(Nota:la  próxima vez le pongo copyrigth a ese síndrome… que ahora resulta que todo el mundo lo llama así…vamos, la fobia al compromiso de toda la vida)

La relación existente entre  la incógnita A (¿Por qué me ignora si le gusto?) y la incógnita B (¿no esperar  nada de nadie?)  es de manual: Si le gustas y pasa de ti y tú  creías que era el amor de tu vida…Te decepcionas.

La decepción te lleva a buscar en Google la respuesta a tu sufrimiento personal ¿De verdad no hay que esperar nada? ¿No hay unos mínimos que se deben esperar?

Vamos a ver, yo no espero que a las 4 citas me pida matrimonio, ni tampoco que me compre un piso en la Gran Vía, ni que me presente a sus padres, ni que me lleve de crucero… No, no espero nada de eso.

mi café me da los buenos dias

Pero otra cosa es esperar respuestas, esperar educación y buenos modos cuando se supone que te relacionas con una persona sea cual sea la relación que tengas.

Y no, no soy tan gilipollas para creer que vas a venir a buscarme subido en tu caballo blanco o en tu Audi TT, lo que sí puede pasar es que yo tenga una educación y unos principios que me obligan a no hacer al prójimo lo que no quiero que me hagan.

Es mentira… ¿Cómo no vas a esperar nada? No esperes el número PIN de su tarjeta, ni una boda en Las Vegas… Pero un café por la mañana ¿Por qué no esperarlo?

Acaso tengo que largarme a las 4 de la mañana de tu casa ¡Por si me echas! Sí, esas cosas  pasan…

No confundamos las expectativas elevadas con unos mínimos de educación.

Es duro ponerte frente a alguien y explicarle que sólo vas a dedicarle “lo que dura dura”

 Y en vez de ser honesto (porque decir eso, queda fatal) optas por no decir nada y  después ignorarla. ¿No queda eso peor?

Es increíble que hayamos renunciado a nuestros derechos como personas,  que no exijas nada porque “ese” o “esa” no son nada. ¡Oye, algo serán para haberse metido en nuestras camas, en nuestros sueños, en nuestro Whatsapp!

Podemos llegar a intimar con una persona hasta límites insospechados, podemos (que no es mi caso) enviar una sesión porno al compañero vía 3G y ¿No podemos esperar nada?

Que va, esa es la mentira que nos contamos para autoengañarnos.

 La culpa de todo la tiene la Ley de Oferta y Demanda: Sobra gente para echar un polvo.

Lo malo es que la mayoría de las personas te meten en el saco de “el sexo es como respirar” y “a nadie le amarga un dulce”

¡Pues ya te digo yo que amarga!

Amarga porque si te gusta y quieres volver a verle, probablemente esa persona no quiera. ¡Tiene  su agenda repleta de candidatas que hacen cola en su Whatsapp para que les conceda el honor de una cita!!

Por eso se permite el lujo de ignorarlas, de dejarlas plantadas o desaparecer después del sexo… Porque la oferta supera a la demanda.

Si para tener sexo se obligase a “mínimos de educación y moral”  seguro que nos pasarían las cosas que nos pasan.

amate lo suficiente.jpg

¿Quién va a rechazar a una persona (hombre/mujer) que le costó meses, citas y tiempo llevársela a la cama?

Por eso creo que el hecho de que te ignore aunque le gustes es porque hay mil más dispuestas  a ser parte de su lista de amantes y  a las que no tiene que darles ni amor, ni explicaciones, ni nada de nada.

Y tú te decepcionas nuevamente y te preguntas ¿De verdad no debo esperar nada?

Todos esperamos algo

Pues sí, debes esperar lo que creas suficiente para el tipo de relación que tengas… Debes esperarlo para comprobar si cumple o no tus expectativas.

espera todo de ti

 No dejes que te pise mil veces y después te preguntes ¿Por qué no me llama?

No te llama precisamente por eso: Porque nunca le exigiste nada. Podía hacer y deshacer contigo y tú siempre callabas… Así que es mejor que esperes algo  que sentirte  decepcionada.

Yo no tengo la respuesta a esas preguntas,  pero sé que si yo no exijo ni pido  ni espero ¡El que tenga en frente no se va a molestar en darme nada! Porque está acostumbrado a salirse con la suya sin tener que esforzarse.

¿Y por qué ponerlo fácil a cambio de nada?

Porque si alguien tiene las narices de meterse en tu cama, lo mínimo que debe hacer es salir por la puerta cuando se vaya.

¡Eh,  tú!  ¿Qué hace saltando por la ventana?

 

Anuncios

12 Comentarios en Lo esperé todo de ti…

  1. Creo que lo que pasa en la sociedad actual es que somos “caníbales emocionales”, nos hemos convertido en “consumibles” los unos de los otros. Algunos tienen una larga lista en la agenda, osea un buffet libre del que se sirven a su antojo, ¿por qué?, porque se lo ponen en bandeja, ¿tú que dirías?, “uyss, no, estoy a dieta, solo engullo hombre perfecto”, tal vez, pero otros comen y comen porque mañana quién sabe….

    Si hacemos un poco de reflexión sobre el tema, veremos que quien realmente es “culpable” de que este tipo de persona no estime al otro y lo cosifique, es el/la cosificado/a, que se regala porque si no, ya lo hará otro/a, sencillamente por la ley de la oferta y la demanda, “estoy en oferta!, te hago un completo si me llevas a un buen restaurant y haces un rato como que te intereso”.

    Es doloroso sentirse rechazada por quien nos atrae, porque el dolor, al menos para mí, es doble, ya que el rechazo hace buscarme fallos a mí misma y porque además, me rechaza quien me gusta, quien dice rechazar, dice ignorar, ningunear, etc.

    He mendigado afecto en más de una ocasión, y ahora que ya he cumplido unos añitos, creo que la línea que debo llevar es tener en mente siempre lo que deseo y por supuesto, tener claro que yo lo valgo y tú también!!!!.

    Mi enhorabuena por tus reflexiones, siempre me hacen pensar.

    Me gusta

  2. Hola hola.
    Seguimos con lo de identificar a una parte con el todo.
    Vamos a ver, si estás con un hombre que tiene su agenda repleta de candidatas que hacen cola en su Whatsapp para que les conceda el honor de una cita, es más que lógico que la candidata en cuestión que quiere quedárselo para ella, tendrá que ser más guapa, más buena y mejor en la cama que las demás. Bienvenida al mundo del libre mercado. Si quieres al macho alfa, ese es el precio a pagar.
    Eligiendo a ese hombre, dejas claro que no te conformas con cualquier cosa. ¿Es injusto que él tampoco lo haga? Y no digo que tú seas cualquier cosa… sólo digo que esos que parecen captar vuestra atención se pueden permitir elegir y la competencia será dura… asúmelo.
    Y si te pones exigente para hacerte valer, asume también que no se va a molestar ni lo más mínimo en esforzarse. Recuerda, tiene a mil haciendo cola.
    Y tú te decepcionas nuevamente y te preguntas ¿De verdad no debo esperar nada? Efectivamente. Cuando una y otra y otra vez actúas del mismo modo, buscas al mismo tipo de hombre y el resultado es el mismo… ¿qué crees que es lo que falla?
    Siento ser siempre la voz discordante… tan sólo pretendo responder a tus preguntas aunque sean retóricas. Por si ayuda de alguna manera.
    Ahí lo dejo.
    Un besito.
    m.

    Le gusta a 1 persona

    • Vamos a ver…Si no fuese porque tienes adjudicado oficialmente el cargo de “pepito grillo 2016” no sé que sería de mí.
      Tienes tanta razón que no se me ocurre rebatir en nada…Pero realmente creo que no es un problema de buscar lo mejor o de no conformarse con cualquiera… Es el hecho de como nos hemos desvalorizado a nosotros mismos simplemente para estar a la altura de la competencia…
      Y lo de elegir siempre al mismo tipo de hombres o mujeres…Supongo que será por algo psicológico o algún trauma infantil… En el peor de los casos se debe a estupidez humana.
      Un abrazo.

      Me gusta

  3. Me vas a perdonar de haberme quedado al principio de tu post porque ha sido leer la frase ‘como conquistar a un hombre’ y se me encendió la bombilla comentativa. ¿Por qué las mujeres usais esta frase mientras que los hombres utilizamos la de ‘como tirarme a una tía’? Significativo ¿no? cuando en realidad estamos usando dos frases que ni en sintáctica ni en el trasfondo nada se parecen, aunque se busca en el fondo obtener una persona del sexo opuesto.

    Los tíos es claro, se quiere una tía para llevarla a la cama. O mejor, a dos. Pero por qué usais lo de conquistar las mujeres. Conquistar ¿el qué? . Conquistadores ha habido mogollón a lo largo de la historia: Alejandro Magno, el Imperio romano, Atila, el Imperio español, el Británico, Napoleón, Facebook, etc. Y ¿cómo han terminado todos? Pues con la caída sucesiva de uno tras otro por avaricia. El amor no funciona con la palabra ‘conquistar’. Sino con la palabra ‘compartir’, cosas buenas y malas, ambos.

    Aunque la frase ‘como compartir a un hombre’ no suena nada mal jajaja. Para nosotros tíos, sobretodo, como para vosotras, también. Así, lo bueno lo disfrutáis, y lo malo que se lo quede la otra jajaja. Que bueno 🙂

    Le gusta a 1 persona

  4. Que la vieja escuela todavía existe y aún en estos acelerados tiempos vale esforzarse o como dices por lo menos ser honesto, es un tema que haz mencionado de alguna u otra manera y yo igual sigo pensando que la honestidad es la base o pilar de todo, por que mejor valiente y con un mínimo de educación, que la inmensa cantidad de patanes y fáciles (ambos sexos) que andan por ahí en nuestros días… llegara sin duda Rubita. Gran abrazo para ti. 🙂 Aún contigo fuera del mercado…

    Le gusta a 1 persona

  5. ¡Cagondiez! Yo que estaba tan ilusionado porque en una hora y pico ya es fin de semana…
    No puedo creerme que todo el mundo vaya al asunto y nada más. ¿Es que nadie se enamora hoy en día? Igual el error estriba en los lugares donde se busca. Hay sitios para todo. No sé. Sigo sin poderme creer que se haya perdido la capacidad de amar y cada cual vaya a lo suyo. ¿O acaso soy un iluso a pesar de mis años? Puede ser.

    Le gusta a 1 persona

  6. Ese es el problema. Cuando tú y yo éramos adolescentes, las mujeres llevaban otro ritmo (o quizá era yo que no daba el perfil, vaya). A la mayoría nos costaba muchos días de pico y pala para concertar una cita en la que pudieras besar a la chica que te gustaba. Ahora basta una sesión de móvil de cinco minutos, o incluso menos, para tenerlo bajo las mismas sábanas. ¿Quién valora lo que nada le cuesta? Uno sólo tiene en gran consideración lo que le cuesta trabajo ganar. Cuando más duro es el camino para conseguirlo, más estima le tiene. Con esto pasa igual. Una mujer a la que te cuesta trabajo llevarte a una cita, besarle en los labios, tenerla contigo en la cama, se le valora inifinitamente más. El esfuerzo da una recompensa que no se desea perder así como así. Lo que no sé es cuántos están dispuestos a afrontar ese esfuerzo si el mercado está lleno de personas fáciles. Ojalá encuentres pronto a ese que se trabaje la cita contigo. Porque ese merecerá la pena. Besitos Rubita.

    Le gusta a 1 persona

  7. Muy bien como siempre. Yo lo siento pero no te voy a pedir un polvo jajajaja pero si que sigas escribiendo

    Le gusta a 1 persona

Qué te pareció el artículo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: