Last Minute

Cuestión de confianza

evitando la vida Nada es más difícil de ganar y  tan fácil de perder…

¿Cómo recuperar la confianza?

Ahora sí que soy consciente de todas y cada una de mis “taras”, de cada uno de mis miedos, de cada uno de mis defectos y de mis necesidades más primarias.

Es agosto y todos están de vacaciones… Supongo que mi psicólogo argentino de cabecera también lo estará… Por lo tanto, me toca lidiar a mi solita con todos esos pensamientos negativos que me han declarado la guerra.

No hay nada que hacer, nada… Absolutamente nada  ni nadie me devuelven la confianza.

Confío en mi familia,  confío en mis amigos… En esas personas de tu círculo más íntimo a las que ya has defraudado, a las que les has gritado, con quién has sido egoísta o mal amigo, o mal hermano… Confío en ellos porque siempre han estado a mi lado.

Pero en nadie más.

Muchos de los comentarios de mis lectores empiezan así:“Me siento totalmente identificado con  lo que escribes, es como si lo hubiera escrito yo mismo, me has leído el pensamiento… ¿Cuántos van a responder así sobre este texto?

Si alguna vez pensé que volvería a amar de forma incondicional (porque ganas de amar nunca me faltan)  y que daría todo por cualquiera… ¡Cuán engañada estaba!

No soy capaz. Lo siento, pero no soy capaz de creerme ni una sola palabra.

Ya no me basta con los hechos, pues nunca veo buena voluntad… Pienso que lo han hecho por cumplir, que lo hacen por evitar un enfado, por mil motivos…pero no porque me aman.

las relaciones ya no son reales

Estoy jodida. Hasta hace unos días no tenía ni idea de lo mal que estaba.

Estaba claro que el hecho de sentirte traicionada por la persona que más quieres, no te deja indiferente y siempre piensas: “Si lo ha hecho Fulanito (el amor de mi vida, el padre de mis hijas, mi referente…) ¿Por qué no iba a hacerlo Menganito que en comparación no significa nada?”

Que tu vida se vaya a la mierda después de 13 años con alguien y 2 hijas en común (con todo el peso moral, económico y emocional que eso conlleva) hace imposible para mí volver a confiar, volver a depender, volver a amar  y volver a dejarte llevar como si no hubiera mañana.

Si alguien te dice que te quiere, que te echa de menos o lo que sea que diga… Quiero creer…Lo juro… ¡Pero no creo en nada!

La confianza se pierde en un minuto, por una tontería, por una excusa, por una mentira piadosa o incluso por una verdad mal aceptada.

Si me ponen una excusa, no me la creo. Empiezo a notar cierta paranoia en  lo que se refiere a la confianza. A todo le pongo un “pero”, sólo saco lo malo que me han dicho o hecho, no veo más allá de la desconfianza.

También es cierto que tenemos un “sexto sentido” o una intuición que nos pone alerta cuando algo no nos cuadra. Pero ¿La intuición no falla?

Sé que soy la que propaga el optimismo por donde va, la que trata de ver la vida como un mundo de posibilidades… Con esperanza frente al mañana, la que arriesga, la que no se queda quieta y la que siempre utiliza frases célebres que lleva a rajatabla como un “mantra”.

Yo, que voy vendiendo la idea “tanto si crees que puedes, como si crees que no; estás en lo cierto”.

confiar en sus propias alas

Yo, la que se ha leído más libros sobre el funcionamiento de la mente humana, que busca el porqué, que trata de reparar esas taras… No soy capaz de resetear mi nivel de confianza.

También soy de las que cree en eso que llaman la “Teoría de la profecía autocumplida”:

La teoría de la Profecía Autocumplida explica que cuando tenemos una creencia firme respecto a  alguien, acaba cumpliéndose. ¿Magia? No, nuestra conducta intenta ser coherente con las creencias que sostenemos (estén fundadas o no).

Por eso sé que no es nada bueno esto que me pasa, que si no confío…Tampoco transmito confianza. Que si  busco una traición, una mentira, un engaño… Acabaré por encontrarla.

Todos los que me acompañáis en estos casi 2 años de aventura como blogger…Que me habéis visto reír, llorar, sufrir… Y engancharme por un chico de 197 centímetros, o por un rubio de ojos azules… ¿Qué  me decís que haga?

A pesar de mis miedos, de todo lo pasado, siempre me creí optimista (poco duraban mis horas bajas) siempre sentí que podía con todo, que saldría adelante y que con mi vida de soltera recién estrenada…Se me mostraba ante mí  un sinfín de posibilidades.

Pero no sé qué me pasa. Ni como resolverlo… ¡Los miedos me matan!

Tengo miedo a estropear las cosas, las relaciones, de hacer daño a alguien y lo peor: Hacerme daño a mí. ¿Por qué no soy capaz de confiar en nadie ni en nada? No me creo las palabras de amor, ni los hechos, ni las excusas…

De momento, creo en los abrazos. Los abrazos no engañan…. Esos abrazos que te dan y que en silencio tú notas que te dicen: Todo saldrá bien.

Y sí,  ahora tamar y dejarse amarengo abrazos que me dicen esas cosas pero también soy consciente de algo que me aterroriza ¿Y si quién me abraza tiene los mismos miedos que yo? ¿Cómo voy a construir sin confianza?

Estoy a punto de realizar una colecta en plan “Crowfunding” para acudir a sesiones de terapia (que será necesario, pero de barato nada de nada)  y hacer un evento tipo “Saved  the Rubita”.

Si antes tenía tanto que decir, tanto en lo que creer, tanto que vivir y que sentir… Y ahora estoy punto de cargarme la primera “ilusión” que tengo en los últimos 2 años.  Y todo por la inseguridad, por torpeza de no entender que la vida es esto: Caer y levantarse, las veces que haga falta.

No quiero que se cumplan mis temores, ni mis miedos y quisiera saltar sin red… Pero no sé si en pleno vuelo me cortarán las alas.

La felicidad es simplemente… cuestión de confianza.

Anuncios

3 Comentarios en Cuestión de confianza

  1. Los que te dijeron y dijimos en su momento cosas duras seguimos estando…la dolida por esas cosas duras eres tu, no eres capaz de romper tus lazos ni tus cadenas, sigues atada , sigues rumiando como una vaca, que pasta solitaria por los verdes campos de Galicia …pero solo pasta, bebe, y no sabes por el momento como dar la leche que mana de ti…Siempre es duro recibir correos chocantes, llenos de verdades, cuando aceptes lo que eres hoy, entonces seras aceptada por todas y cada una de las personas que te rodean, pero por el momento sigues encadenada a tu pasado y tus temores……Por ultimo, mira bien este ultimo post fue escrito el 2 de agosto, yo estaba en Oriente Medio y llegue ayer y lo lei, desde la fecha hasta hoy hay 50 días y solo dos comentarios de mas de 450 “amigos” piensa en esto….!!! Por el momento dejo por este medio dos besos dulces…!!! 😉 😉

    Le gusta a 1 persona

  2. Si que es complicado, y es lo que mas duele, empezar a darse cuenta de que la confianza se ha disuelto y no podemos sentirla desde el corazón, el siempre estar pensando que nos van a defraudar a esforzarnos realmente por poder confiar y engañarnos haciéndolo… es terrible pasar el tiempo esperando a la siguiente decepción y si estoy convencido que el que busca encuentra y que si mantenemos una actitud positiva el resultado podrá ser un poco mejor al menos o en su defecto nos quedaremos un poco mas tranquilos con nosotros mismos por que no estuvo en nuestras manos el resultado por que dimos lo que pudimos con el corazón y queriendo creer… animo Rubita, deseo puedas salir lo antes posible de las horas bajas… te mando un abrazote y cuídate mucho

    Le gusta a 1 persona

  3. Yo sigo aquí. Si necesitas un café o un abrazo ya sabes. Cosas sencillas en las que uno puede creer

    Le gusta a 2 personas

Qué te pareció el artículo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: