Last Minute

Que te vaya bonito… (sin rencores)

 

dejarte irA veces creemos que todo ha terminado, que está muerto, pero falta por llegar el último estertor. El último respiro que precede al adiós definitivo.

Y en este momento, estoy a punto de vivir ese estertor, en el que te das cuenta sin miedo a equivocarte de que el final ha llegado a tu relación.

A menudo me encuentro con personas que han pasado por la misma situación que yo y todas te dicen lo mismo:

Un divorcio no es el fin de una relación.

¿Cómo? Os estaréis preguntando si sé de lo que hablo y efectivamente… Lo sé.

Cuando tu relación se acaba ya sea por él o por ti o porque existe una tercera persona, nos convencen de que lo mejor es “contacto 0” y tomar la mayor distancia posible para no sufrir.

Eso sería fácil si no hubiese tantas cosas de por medio: hijos, hipoteca, préstamos bancarios, declaraciones conjuntas de la renta, representaciones escolares de los hijos en común…

Y como ése es el caso de muchísimas personas, te das cuenta  que no hay relación que se termine entre padres divorciados, por mucho que se haya terminado el amor.

Así que yo pensaba que cuando firmase mi divorcio firmaría también oficialmente el finiquito de mi relación.

Craso error… La relación no se acaba porque haya un papel que así lo indique. Hay muchas personas que siguen amando a sus parejas después de un divorcio, incluso  en casos en los que no se han separado pero su pareja ha  fallecido.

Nada les impide amar a esa persona aunque ya no compartan su presente con ella (es verdad que comparten un pasado) siguen unidos por lazos con nudos que parecen indestructibles a pesar de todo lo ocurrido.

Sólo hay una cosa que termina realmente una relación y eso sucede cuando…

Tu ex se enamora de otra.

Efectivamente, es el final de la relación porque es el momento inexorable en el que algo se apaga definitivamente para encender de nuevo otra llama… Que ni de lejos lleva tu nombre, ni tu perfume, ni tus recuerdos viejos.

 Y para qué negarlo: eso duele.

ser feliz sin mi

Duele porque los celos se apoderan y piensas ¿Qué tendrá ella que yo no tenga? Y como dice una amiga: “Ella se llevará los respetos que nunca me he llevado yo”…

Piensas en todo lo que has hecho mal y en  la posibilidad de ver que es feliz sin echarte ni una pizca de menos, en todo lo que compartió contigo y que en estos momentos comparte ya con otra.

La sensación de reemplazo, de no ser únicos para alguien es una sensación amarga, pero no debemos entrar en las comparaciones absurdas, ni averiguar si hace con ella lo mismo que hacía contigo… Porque así es, harán juntos la mayoría de las cosas.

Ahora bien, tenemos dos opciones: o nos volvemos locos y sufrimos o aceptamos el final como parte de la historia que una vez tuvo un principio.

Y la verdad, si esa persona ha encontrado a alguien es porque a su vez tú tienes las mismas probabilidades de enamorarte y de sentir lo mismo. Entonces seamos justos, los dos nos merecemos ser felices, tal vez por separado porque obviamente no ha podido ser juntos.

Quizás por eso tengo que decir que me alegro y que espero “Que le vaya bonito”.

Que se merece encontrar al amor de su vida, ya que lo nuestro fue sólo amor de unos años o una fase de pruebas para cuando llegue el momento, hacerlo mejor con la siguiente.

Yo también lo haré mejor la próxima vez, estoy segura.

segundas oportunidades

 Los dos nos merecemos esas “segundas oportunidades” que a veces da la vida y hay que asumir  que es más feliz sin mí  y más feliz con otra.

Que tiene la gran suerte de volver a sentir cosas que ya creía olvidadas y que me alegro de no ser la única que conozca esa parte de él que hace tanto que  no enseña, que sonría como hace años sonreía cuando la espere a ella en el portal de su casa para llevarla a una cena romántica.

son felices sin ti

Que es mejor que nuestros hijos nos vean felices aunque no sea juntos y que comprueben que todavía sabemos amar y que podemos abrazar a otras personas, que nos vean ponernos guapos o guapas para otros y otras…

Que ya bastante duró la fase de autodestrucción post divorcio ¿no?

Mejor así, que después de todo lo vivido sepamos que a pesar del dolor se puede  volver a amar.

No hay que darle más importancia de la que tiene (y tiene mucha) pero en los tiempos que corren, esto es lo que nos espera a la inmensa mayoría.

Formaremos nuevas parejas, nuevas familias, seremos esa nueva especie social llamada “familia reconstituida” en la que lo normal será que haya personas que se unen  y aporten nuevos hijos, nuevas ex…

 Y yo no sé si será bueno o malo para las futuras generaciones, pero en el fondo se ha demostrado en un alto porcentaje que ya apenas existe el “felices para siempre” que soñamos un día.

Tan solo espero que “le vaya bonito”, que vuelva a ser esa persona de la que me enamoré siendo una niña, que la tome de la mano como antes hacía, que le regale flores con tarjetas y que la abrace como seguro sabe hacerlo todavía.

Anuncios

13 Comentarios en Que te vaya bonito… (sin rencores)

  1. Bueno…¿y todo lo que has aprendido? El mundo no se acaba porque alguien no te quiera…para eso ya estas tu para quererte como nadie jamàs lo hará…y bueno…las rupturas son un rollo, pero mejor dejar las cosas a tiempo que quedarte atrapada para siempre…así que un ole muy grande para todxs lxs que han salido de ese tipo de cosas…y el “tiempo lo cura todo”, y que se vaya a pastar que ya te cruzaràs con alguien mejor…y seguramente el karma le/a pondrá en su sitio, pero mientras a ser positivxs y a seguir viviendo!

    Le gusta a 1 persona

    • Claro que he aprendido mucho, pero te aseguro que he sufrido inmensamente más.
      Es obvio que uno no puede avanzar mientras no deje atrás todos los recuerdos que le hacen daño… Desear al otro “que le vaya bonito” no es más que la aceptación de una nueva etapa…Hay personas que nunca serán felices porque no son capaces de desearle ningún bien a su ex pareja¿no crees?
      Gracias por tu comentario…

      Le gusta a 1 persona

  2. Parece repetitivo decirlo, pero una vez mas el tiempo es el factor determinante; los capítulos de una ruptura requieren su tiempo… y al final todo va mas o menos encajando.
    Curiosamente en un plazo de unos 3 años he “actuado” en dos escenarios, haciendo el papel de “persona que es dejada” y de “persona que deja” en ese orden; de hecho, un acto tenia vinculos con el otro precisamente por no haber medido los tiempos, o no haber dejado fluir las situaciones adecuadamente. A veces pensar o reflexionar demasiado es contraproducente….hay que dejar al corazón “decidir” aunque parezca lo contrario.
    Como bien indicais para reconstruirse como persona hay que “soltar amarras” en lo afectivo y emocional, aunque aun mantengas vínculos “burocráticos”, por hijos etc… Es difícil, por supuesto. Pero si no lo haces, corres el peligro de perderte futuras relaciones tan buenas o mejores que esa que te hundió y que te sigue trastornando.
    Y te aseguro, y seguro que lo sabes ya, que siempre hay relaciones/personas como minimo igual de buenas o mejores que las que te dañaron. Y no te puedes permitir el lujo de no encontrarte con ellas. Te lo aseguro…..

    Le gusta a 1 persona

  3. Parece repetitivo decirlo pero el tiempo es el factor determinante; los capítulos de una ruptura requieren su tiempo… y al final todo va mas o menos encajando.
    Curiosamente en un plazo de unos 3 años he actuado en dos escenarios, haciendo el papel de “persona que es dejada” y de “persona que deja” en ese orden; de hecho, un acto tenia vinculos con el otro, precisamente por no haber medido los tiempos, o no haber dejado fluir las situaciones adecuadamente. A veces pensar es contraproducente….hay que dejar al corazón “decidir” aunque parezca lo contrario.
    Y como bien indicais para reconstruirse como persona hay que “soltar amarras” en lo afectivo y emocional, aunque aun mantengas vínculos “burocráticos”, por hijos etc… Es difícil, por supuesto. Pero si no lo haces, corres el peligro de perderte futuras relaciones tan buenas o mejores que esa que te hundió, y que te trastorna.
    Y te aseguro que siempre hay relaciones/personas como minimo igual de buenas o mejores que las que te dañaron. Y no te puedes permitir el lujo de no encontrarte con ellas. Te lo aseguro…..

    Le gusta a 1 persona

    • Hola…como ya he dicho en otras ocasiones, creo en el karma…
      Y todos los abandonados serán los que abandonen algún día.
      Por esa misma razón todos los que dejan serán dejados algún día.
      Así que es cuestión de tiempo que nos toque cambiar de lugar y ponernos en los zapatos de otro…Es la única manera de aprender y yo confío en que el karma no me decepcione y en el momento adecuado le toque vivir a él lo que me hizo vivir a mí.
      Pero no por ello deseo que le vaya mal, de hecho prefiero que le vaya bien y que “viva y deje vivir”…
      Que le vaya bonito con o sin mí.

      Me gusta

  4. Bieen! Verás rubia, desde que te sigo (y me gusta hacerlo), observo como vas pasando por todas las las fases “postraumáticas”; Shock, negación, itinerancia…aceptación. A veces un divorcio es el punto de partida de una evolución personal profunda que de otro modo, tal vez, jamás hubieras alcanzado. Ejercer el perdón y desterrar “la culpa” son condiciones “sine qua non” para tener una vida sana y feliz.
    El tema que “tocas” hoy, el de las relaciones postdivorcio con nuestrxs ex es complicado y la casuística infinita. Como bien dices: hijos, hipotecas… patatín y patatán… Creo que la solución no es el contacto 0, pero también creo que, con el tiempo, la tendencia ha de ser hacia 0. Todo lo demás puede convertirse en la feria de las confusiones y decepciones.No se trata solo de apagar la llama sino la brasa también.
    Sin entrar en demasiados “esoterismos”, existe una ley universal en la que creo firmemente. Unos la llaman la de Siembra y Cosecha” otros De Reciprocidad, que en términos simples viene a decirnos que cada uno recibe del universo lo que al universo envía. Por eso no estoy de acuerdo con tu “que le vaya bonito”. Reflexiona lo siguiente: Si lo que tu envías son sinceros deseos de que sea feliz quien te dañó… qué esperas que te devuelva el universo. Pues seguramente otras personas que te vuelvan a dañar. ¿Acaso no es eso lo que estás decretando? Piensa y recuerda la consabida frase: ¡Ojo con lo que deseas!
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Muy buenos días… Acabo de leer tu comentario y dices que no estás de acuerdo conmigo por desearle lo mejor a quién en su día me hizo mucho daño.
      La verdad es que suena ilógico, llevas razón.

      Hablas de la reciprocidad y bla bla bla…. ¿Sabes porqué le deseo lo mejor?

      No lo hago porque crea que se lo merece tanto como yo (creo que lo merece mucho menos), no lo hago porque me apetezca verlo sonreír al lado de otra cuando en su momento a mí me hizo llorar a mares.

      No le deseo lo mejor porque no me duela saber que dejó a su mujer (osea yo) sin explicaciones razonables, que se alejó de sus hijos porque no podía vivir así, porque no era la vida que quería… para acabar con una nueva pareja cuidando a unos hijos que no son los suyos… ¿porqué me iba a doler? resulta que está con alguien, haciendo esas cosas de pareja que conmigo ya no quería hacer.

      Le deseo lo mejor por salud mental… Porque si él es feliz seguro que me trata mejor en el futuro…
      Quiero que la vida le ponga en su lugar, que sea feliz… El tiempo dirá si será igual de feliz con otra como lo fue conmigo. Tal vez incluso mucho más con ella…
      Yo sí creo en el karma…
      Una vez escuché una frase: “no te deseo ningún mal, sólo que te enamores de alguien como tú”… Y exactamente eso es lo que deseo, que le vaya bonito y que se enamore de alguien tan “maravilloso” como él…
      Es lo justo ¿verdad?

      Me gusta

      • Toni Ribes // 27 abril, 2017 en 11:32 am //

        Ah! Eso es otra cosa.

        Le gusta a 1 persona

      • Me has pillado, lo admito… Ya sabes bien que le doy un uso exagerado a la ironía…Te aseguro que me hubiese encantado ponerlo “fino” pero al final una lo piensa en frio y se da cuenta de la realidad: Me ha dejado porque no me quiere, eso no le incapacita como hombre capaz de amar a otra…Pues eso, que ame, que abrace, que quiera, que haga lo que le haga feliz y ya el tiempo dirá si le mereció la pena.
        Un abrazo!

        Me gusta

  5. Sé lo que sientes. A ella le costó muy poco encontrar a esa tercera persona, por lo que todo acabó más deprisa. Y sé que eso hizo que mi herida cerrara antes y yo pudiera comenzar a recomponerme. Siento que tu fase de incertidumbre haya durado tanto, pero ya está, es tu momento. Adelante.
    Un besito.
    m.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola de nuevo…
      Quizás tengas razón y esto ayude a que se pase antes el mal trago, no estoy segura de ello….
      En cualquier caso, lo triste es saber que alguien ocupa tu lugar en su cama, en su pensamiento, en su corazón… Tal vez por ese sentimiento enfermizo de creer que las personas “nos pertenecen”.
      Yo lo sigo viendo como “mi” ex-, por lo tanto utilizo el posesivo cuando hablo de él…como si fuese algo mío y quizás el compartirlo es lo que todavía no he asumido.

      Me gusta

Qué te pareció el artículo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: