Last Minute

La felicidad no se busca, se tiene.

la felicidad no existe.jpg

Estamos faltos de tantas cosas,  que se nos olvida lo que sí tenemos.

Nos falta ilusión, pasión y autoestima... Cosas fundamentales para ser feliz y claro, ¡Así nos va!

Nos faltan cosas verdaderamente importantes, sí.

Nos falta abrir los ojos, pues nos han cosido los párpados hinchados a base de los golpes de esta  vida.

Si me preguntasen cómo me siento, supongo que mi respuesta sería similar al 80% de la población. Eso sí, se trata de responder honestamente a la pregunta, no de responder con lo que los demás esperan oír.

¿Eres feliz?

Esa pregunta es una trampa.

Es el “santo grial” que nos hemos empeñado en buscar porque no nos hemos dado cuenta de lo importante: No estamos aquí para ser felices,estamos aquí para vivir la vida.

Dicho así, suena fatal ¿verdad? ¿Acaso venimos a este mundo para sufrir?

Efectivamente…Venimos a este mundo para aprender a ser mejores. Solo se puede ser mejor que ayer si a lo largo del día de hoy has hecho algo distinto.

seamos felices, locos ya estamos.jpg

Y las mejores lecciones se aprenden cuando cometemos errores. Si no hay error, no hay aprendizaje, no hay evolución, no hay mejora.

Si viniésemos a este mundo para tener todo lo que queremos al alcance de nuestras manos ¿Qué motivación habría? ¿Quién se esforzaría? ¿Quién querría ser mejor persona si de cualquier modo tendríamos lo que deseamos?

El mundo no es una máquina expendedora de sueños por cumplir…

(¡Que bonito me ha quedado esto!…ehhh?)

La vida no te permite pedir y obtener un resultado inmediato, como si fuese una máquina que dice: “NO OLVIDE RECOGER SU CAMBIO”, “INTRODUZCA EL SUEÑO QUE DESEA CUMPLIR”, “DÍGAME LA ENFERMEDAD QUE DESEA CURAR” “AQUÍ TIENE AL NOVIO PERFECTO QUE ESTABA BUSCANDO”

Pues eso mismo nos pasa a nosotros, que debemos evolucionar y crecer, porque la felicidad tal vez no exista (no como el concepto que nos han vendido) tal vez la felicidad seamos nosotros mismos en armonía con nuestro propio yo.

La sociedad actual tiene unas demandas emocionales y espirituales distintas a las que teníamos hace 20 años… No es que antes la gente no se deprimiese, no tuviese conflictos de pareja, trabajo y crisis existenciales…No.

El hombre siempre necesitó un espejo en el que mirarse.

Lo que ocurre, es que los espejos en los que nos miramos nos ofrecen una imagen diferente a la que nos gustaría encontrar. Porque la sociedad nos enseña que si no tienes un Ferrari, no puedes ser feliz…

¡Pobre desgraciado…Ahí va, por la vida sin  un Chalet en la playa, con un sueldo de mil eurista!

No pretendo dar lecciones de nada, cada uno tiene que aprender las suyas, las que les han tocado. Yo he aprendido algo de las mías:

Los ricos también lloran.

Por lo tanto, la felicidad no está oculta en la riqueza.

Lo cual me lleva a pensar que pese a vivir en un mundo las cosas buenas de la vidaconsumista, no somos más felices por tener más cosas materiales.

Todos nos preocupamos por tener cubiertas nuestras necesidades básicas y nos guiamos por los estereotipos socialmente aceptados. El problema es que no todos somos iguales, ni estamos en las mismas condiciones de obtenerlo, aunque en el fondo todos queremos lo mismo.

Como he dicho anteriormente, nos falta motivación para aprender, para crecer, para desarrollarnos personal, profesional y emocionalmente…

El motivo eres tú. No hay nada comparable a ser feliz por cuenta propia (autónomo, sin dependencia de nadie).

Tú eres el principal motivo por el que debes luchar y sobreponerte cada vez que la vida te golpeé. Y no lo hagas por nadie, hazlo por ti.

No esperes nada de nadie…Espera todo de ti.

Este post, viene a raíz de la inmensa cantidad de gurús que han salido a la palestra para darnos lecciones de vida (y que últimamente saturan las redes sociales con sus discursos) para enseñarnos a ser felices con lo que tenemos, porque no se trata de fijarnos en lo que nos falta… que sí, hay que evaluar lo que nos falta para poder conseguirlo.

Pero hay que saber apreciar lo que tenemos, que comparado con según que personas, es inmensamente más de lo que ellos poseen.

Personas influyentes que nos saturan  las redes sociales con sus charlas de motivación, como si te estuviesen desvelando un secreto inconfesable…¡Que más quisieran ellos! Lo único que hacen es reconducir tu situación de angustia, apatía, disconfort emocional…

Ellos solamente dicen: Tú puedes hacerlo, todos podemos tener éxito, debemos ser positivos ante los latigazos de la vida…

¿Acaso eso no lo sabíamos ya? ¿Es una novedad?

La gente feliz, la gente motivada, la gente positiva, la gente que ilumina una estancia con  tan sólo unas palabras, es la gente que no busca la felicidad ni en el pasado ni en el futuro. Sabe perfectamente que la felicidad la lleva consigo, porque es capaz de hacerse feliz con poca cosa.

La-felicidad-humana

Y sólo se puede ser feliz cuando uno acepta que la vida es como es, que a veces los miedos paralizan, que nos preocupamos de cosas que seguramente ni nos pasen en el futuro y que en realidad nos pasen cosas que ni habíamos pensado…

La felicidad no se basa en buscar y seguir buscando. La felicidad se tiene dentro de uno mismo. Es como el amor, ¿Puedes dar amor a alguien si no te amas? No, definitivamente no.

Si no te amas tú, no estás capacitado para dar amor, puede que entregues sumisión, obediencia, dependencia a tu pareja, pero amor…

Uno no puede dar lo que no tiene, lo que no siente, lo que no conoce.

Y como siempre he creído en el Karma y en esa ley física que dice “La energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma”… Por lo tanto si queremos atraer felicidad, debemos sentirnos felices.

nadie está a cargo de tu felicidad

La infelicidad nos hace ser invisibles a los ojos de otros, que ya están lo bastante ocupados haciéndose felices a ellos mismos .

Como he dicho antes, el motivo eres tú.

Por  lo tanto, dejemos que los gurús del optimismo como Emilio Duró, los de la actitud como Victor Kuppers… se acerquen a nosotros y nos cuenten su versión de la vida.

Pero no le concedamos el mérito de nuestros progresos,  porque ellos sólo nos recuerdan lo que ya sabemos, que la felicidad no es algo que se busca, la felicidad es algo que se tiene, aunque a veces no sepamos que hacer con ella.

Anuncios

5 Comentarios en La felicidad no se busca, se tiene.

  1. Para mi, es equilibrio entre lo interno y lo externo a ti; estar en paz contigo mismo y con los demás, no juzgarte a ti ni a los demás, aceptarte y aceptar a los otros, amarte y amar al prójimo, saber dar y también recibir, decir pero también escuchar…etc, etc.

    Le gusta a 1 persona

    • Efectivamente Toni, creo que uno empieza a ser feliz cuando está en armonía consigo mismo.
      Cuando no tiene que mentirse ni a él ni a nadie y puede ser como realmente es…
      No hay mayor felicidad que ponerse “el mundo por montera” y ser feliz porque uno quiere, porque es nuestra obligación ser felices cuando ya sabemos que hay miles de razones en nuestras vidas para serlo.

      Me gusta

  2. Yo pienso que la felicidad depende más de cómo aprecies lo que tienes que de tener muchas cosas, materiales e inmateriales.La actitud es importantísima, el pensamiento positivo.
    Si me preguntas ¿Eres feliz ? te diré que… razonablemente. Ahí estoy, en el camino, intentándolo, intentando superarme. Estoy feliz, aunque intentando cambiar el Estoy por el Soy.

    Le gusta a 2 personas

Qué te pareció el artículo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: