Last Minute

Segundas partes nunca fueron buenas…

segundos matrimonios

Si el primer amor es el mejor, único e irrepetible ¿Estamos condenados a un amor de “segunda clase”  tras el  divorcio?

La gente habla del amor poniendo etiquetas, como si hubiese categorías y las relaciones pudiesen clasificarse en amores de segunda o amores de primera.

Los “rollos de una noche” seguro que no pasan de Tercera Regional…

Yo también creía que el primer amor sería el importante, el intenso, el que me enseñaría todo lo que ahora ya sé y que jamás en la vida volvería a tener nada igual.

En parte es verdad, puesto que me lo ha ensañado casi todo, desde lo que no quiero hasta lo que sí me gustaría volver a tener.

Una vez leí un artículo sobre las “segundas parejas”, que me hizo dudar de mis propias convicciones: Segundas partes nunca fueron buenas y que nada supera a la figura de tu ex.

Nos venden la maravillosa idea de “rehacer” nuestra vida después de un fracaso matrimonial, como si fuese un derecho o incluso una obligación.

 Inconvenientes de una segunda pareja:

tuyos mios nuestros

Lo que no nos cuentan, es lo que implica ese término ni lo complicado que es “rehacer” una vida que no puedes borrar,  con unas cargas emocionales y económicas que tienes que mantener y con la mochila que cada uno de los miembros de la nueva pareja puede traer.

Nos parecerá algo moderno, pero lo que hoy se llama “familia reconstituida” y una nueva especie de familias fruto de nuestra generación, tuvo ya una película que nos narra las vicisitudes de las segundas parejas a modo de comedia (Tuyos, míos y nuestros 1968) 

Si ya es complicado aguantar a tu ex… imagina aguantar a la ex de tu pareja (eso es un pulso a la paciencia). Lo mismo ocurre si te toca lidiar con los hijos de otra ¿verdad?

No creo que resulte tan fácil encontrar a alguien que acepte tu situación y tus limitaciones de padre o madre divorciado con hijos.

Y es que no todos queremos formar “La tribu de los Brady”, aunque tristemente intuyo que muchos acabaremos protagonizando un show al estilo Modern Family”.

la tribu de los breidi

Pensaba que la experiencia de un divorcio nos haría más sabios, aunque lo que nos ha vuelto es quizás más egoístas.

Entendiendo como madurez esa mezcla de edad que va unida a la experiencia, no es igual en casi nada al primer amor, al primer novio, al primer marido o incluso al primer ex.

Ventajas de una segunda pareja:

La primera relación importante en nuestra vida, nos enseñará muchas cosas pero también es cierto que debido a la falta experiencia metemos la pata en numerosas ocasiones.

No todos sabemos pedir perdón a nuestra pareja (hay quién jamás pedirá perdón a nadie) ni sabemos cuidarla, ni sabemos mantenerla ilusionada…

Con el segundo amor, se supone que cuidaremos los detalles pues sabemos que son importantes para que la “monotonía” que apagó la llama en la primera relación no sea la culpable de apagar la segunda.

Buscamos puntos de unión con nuestra pareja y realizamos actividades juntos para que la distancia que pudo separar a otras parejas por no tener “cosas en común” no haga una brecha en nuestra relación  y nos apuntamos a clases de pádel, clases de cocina o a cualquier cosa que nos haga pasar tiempo con nuestra pareja.

Todo lo hacemos con mucha más cabeza, siendo conscientes del trabajo que supone mantener feliz a la persona que tenemos cerca.

Es cierto que el primer amor es más visceral, más arriesgado, más puro…

Sí, puede que sea muchas cosas y que tenga elementos que hagan de esa primera relación la más importante (porque hay hijos en común, porque hay nexos de unión económica…) pero no necesariamente por ser la primera es la mejor.

¿Acaso la nueva pareja quedará relegada a una segunda categoría? ¿Será tu segundo marido o un marido de segunda?

segunda esposa

 En vista de semejante etiqueta, cualquiera evitará tener un compromiso que no sea de primera.

Obviamente yo también quiero jugar en la Champions Ligue!!!!

No sabemos amar y supongo que eso nos ocurre porque a amar también se aprende.

Creo que las “segundas parejas” pueden ser incluso más importantes que las primeras, ya que hemos aprendido algo de la lección anterior y no cometeremos los mismos errores.

Eso no quiere decir que no podamos equivocarnos y tampoco garantiza el éxito de una relación.

¿Funcionan las segundas parejas?

Las estadísticas ofrecen cifras desalentadoras: el 73% de los segundos matrimonios acaba en divorcio…

Este dato nos hace plantearnos muchas cosas y lo que más sorprendente es llegar a creer que no existe, no existirá o no conoceremos nunca  esa frase de cuento: “felices para siempre”.

La sociedad nos ha dejado libertad para elegir con quién estar, para probar todas las modalidades de pareja existentes: parejas tradicionales, homosexuales, poliamor, rollos de una noche, amigovio (o follamigo de toda la vida), aplicaciones en nuestro teléfono que nos ofrecen sexo a la carta sin compromiso alguno…

¡Será por opciones!

Lo que no entiendo es lo siguiente: Si se supone que somos más sabios, más maduros, más expertos y mejores parejas… ¿Por qué las cifras revelan que no triunfará nunca el amor?

divorcio express

Nos venden el “divorcio” como si fuese un anuncio de Mediamark (yo no soy tonto…) Divórciese ya!!! Es muy barato y fácil… Así que podremos casarnos y divorciarnos las veces que nos dé la gana porque aparentemente las consecuencias se asemejan a las de comprar una lavadora.

Me costó asumir que había una vida esperándome después del divorcio, pero al final comprobé que era posible ser feliz después de un fracaso sentimental de cierta envergadura.

Y justo cuando creía que podría volver a tener una vida normal, me encuentro con miles de datos que apuntan al divorcio en el 73% de todas las uniones…

La mitad de los matrimonios acabará en divorcio antes de cumplir su décimo aniversario.

De todos esos divorciados (hombres y mujeres) más del 35% volverá a casarse y su segundo matrimonio durará menos que el primero,  por lo tanto empiezo a dudar sobre el poder del amor para inclinarme más en el poder del dinero, de la dependencia, de las relaciones de conveniencia, el miedo a la soledad…

Todo apunta a esto: Al fin del amor.

Porque si falló una vez y ahora nos dicen que puede fallar dos (o hasta doscientas veces) ¿Cuántas relaciones necesitamos para encontrar a la persona correcta?

Anuncios

5 Comentarios en Segundas partes nunca fueron buenas…

  1. Brujita, gallega

    Tanto estudiar, tanto leer, tanto poco vivir, para llegar a entender algo tan básico , a los 10 años las parejas de una u otra manera se disuelven en acido sulfúrico y de ellas solo quedan los malos y buenos recuerdos, … lo de 10 años no es mio es de sesudos que hasta dicen que piensan, evalúan y hasta existen, luego llegan las segundas parejas, y según tu comentario el 73 % se va a tomar por C, eso significa de que hay que seguir intentando con la tercera ? vamos a ver la tercera no es la vencida, también se termina todo y un buen dia decides que lo ideal es tener a tus amantes felices y contentas, que eso de caZarse no sirve , que la convivencia desgasta , entonces la conclusión de todo este pequeño rollo de parejas, matrimonios fallidos y demás yerbas es todo un hermoso cuento propagandístico para comprar un producto que tiraras cuando se gaste . Entonces un dia se gasta y a la basura .

    Mi consejo a quien pueda esta en las amantes, las amigas con derecho a roce y hasta la secretaria ( o primero la secretaria ) cuidar a una buena secretaria mantener lo que ella desea y necesita , es lo mejor, lo del amor hay que dejárselo a los niños menores de 30 que todavía creen en los reyes magos. Para ti, yo aconsejaría un par de buenos, o excelentes amantes, y vivir, solo vivir …

    Me gusta

  2. Pero a veces hay que mantener las mentiras piadosas….aunque sea un poquito….no?

    Me gusta

  3. No se falla, no se fracasa ni una ni dos ni tres. Simplemente nos han mentido y nos han hecho creer lo que no es. Te enseñan el ciclo del agua, el de las plantas. Todo muere, renace, todo empieza y termina y eso es la vida. Nos hacen creer que el amor es eterno y también las relaciones y encima nos hacen creer que tenemos control sobre ello. Y así andamos a cuestas con un saco de frustración de tristeza y desazón, el ejemplo es el tono de tu post. Que no, que aquí y ahora, que nada es completamente bueno ni malo. Abrígate y descansa tranquila en los inviernos, renace y florece en las primaveras, disfruta y recoge frutos en los veranos y los otoños prepárate para los inviernos. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Qué te pareció el artículo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: