Last Minute

LLorarás en tu Ferrari.

mafalda.jpg Si realmente piensas que  la riqueza no da la felicidad  ¿Por qué pides un crédito para comprarla?

Llegar a fin de mes es un reto para los mil euristas que viven en una eterna “cuesta de enero”  y que llega hasta Diciembre en muchos casos. ¿Se puede cambiar eso? Algunos creen que sí.

Leí un post  que  decía: “todos podemos ahorrar independientemente de nuestro salario”.

Inicialmente fui escéptica a dicha afirmación, pues es como si me dijesen que no sé usar mi dinero o que me lo gasto todo en “vicios”, así que seguí leyendo…

Llevamos años escuchando que la crisis ha afectado en especial a personas que no fueron previsoras y que se endeudaron “por encima de sus posibilidades”.

Este argumento sirvió para que los Bancos, el sistema de crédito hipotecario y la burbuja inmobiliaria escurriesen el bulto de la culpa. Era mucho más fácil echar la culpa a otro.

Al ciudadano “tipo” que no supo invertir sus ahorros, que no hizo un curso sobre la evolución del EURIBOR a largo plazo, que se compró un pisito o un chalet, que financió su coche a 8 años…

Es decir, que si todo va “como el culo” la culpa es nuestra porque nosotros no tenemos derecho a tener coche, ni casa, ni nada de nada.

No es que tengas derecho, simplemente es que no puedes.

Quizás no estás haciendo lo correcto con tu dinero, porque efectivamente estás viviendo “por encima” cuando deberías “vivir por debajo”.

TEN PEOR COCHE QUE TU VECINO

Esto viene a cuento de un libro que se titula “Ten peor coche que tu vecino…”, (sólo con este título ya lo está diciendo todo) escrito por Luís Pita y que  explica cómo ahorrar a pesar de nuestro sueldo ridículo.

No voy a centrarme en sus técnicas de ahorro o “preahorro”, porque para eso ya tenéis el  libro, pero sí voy a centrarme en la explicación central de “vivir por debajo de tus posibilidades”.

A lo mejor es cierto que nos esforzamos demasiado por tener cosas que realmente ni siquiera nos complacen.

Y a pesar de  vivir en un mundo que nos induce a la compra compulsiva, quisiera suponer que todavía somos capaces de pensar por cuenta propia y   de vez en cuando sabemos discernir las necesidades reales de las necesidades creadas.

Nos compramos  smartphones que cuestan el sueldo de un mes y que financiamos con nuestra operadora de telefonía durante 2 años ¿merece la pena? Si realmente lo pensamos, seguro que un teléfono no puede dar la felicidad si finalmente te devuelve el banco el recibo porque no tienes saldo en tu cuenta.

Compramos coches que por su precio de mercado valen tanto como un piso de 2 habitaciones ¿compensa? Quizás si vives de tu imagen necesitas ese coche, pero cualquiera de nosotros puede comprarse un coche que no implique una letra de la tercera parte de su sueldo, ¿verdad?

Hay personas que trabajan horas extra para pagar a alguien que limpie su casa… es decir, prefieren trabajar para pagarse un lujo que podrían hacer ellos mismos… Pues no, prefieren pagarlo aunque eso implique más trabajo y menos tiempo libre.

Sí, lo sé, supongo que es difícil aceptar que en muchos casos tienen razón y hemos vivido por encima de nuestras posibilidades simplemente para obtener un reconocimiento de terceras personas sin importar el alto precio que ello supone.

gastar dinero.jpg

Multitud de ejemplos servirían para ilustrar la cultura del “consumismo” a cualquier precio, tipo de interés o nivel de endeudamiento.

Pero lo cierto es que muy pocos de nosotros nos aplicamos el “con su mismo” real: vivir durante años con su mismo coche, con su misma ropa, con su mismo piso o con su misma calidad de vida aunque puedas permitirte vivir mejor.

Cuanto más ganas más gastas, porque  aplicas la lógica de  permitirte mejores cosas… Lo cierto es que si consigues un ascenso y sigues manteniendo tu nivel de vida entonces podrías ahorrar ¿verdad?

El caso es que leyendo ese libro me di cuenta de 2 cosas:

La primera de ellas es la idea de no consumir  bienes y servicios que a priori no aportan más valor a nuestra vida. ¿Todavía pensamos que el dinero lo compra todo?

La segunda, que vivir por debajo de tus posibilidades puede ser más gratificante que vivir por encima.

Si vives por debajo de tus posibilidades estarás tranquilo en el sentido económico,  porque si alguna vez te quieres dar un lujo, podrás hacerlo sin problemas.

calidad de vida.jpg

En cambio, si vives por encima, vivirás angustiado pensando en cómo mantener ese nivel de vida y si las cosas van a peor, puede que al final no llegues a pagar todas tus deudas.

A priori la idea es buena y  me he propuesto vivir por debajo de mis posibilidades durante algún tiempo para comprobar si efectivamente el problema es que los “mil euristas” nos hemos empeñado en vivir por encima y no nos resignamos a vivir en el lugar que nos toca.

Esto no quiere decir que tengas que vivir como un miserable, que no puedas viajar o tomarte unas cañitas con tus amigos…. Yo lo resumiría así:

TÓMATE 2 CAÑAS AUNQUE PUEDAS PAGARTE 4.

Igual tenemos que aprender a conformarnos y no dejarnos llevar por las clásicas ideas “tanto tienes tanto vales”, porque he llegado a ser feliz con las cosas más baratas del mundo y sé que hay muchos que  a pesar de su riqueza…llorarán en su Ferrari.

 

Anuncios

2 Comentarios en LLorarás en tu Ferrari.

  1. ¡Me ha encantado tu artículo! y sin lugar a dudas quiero leer el libro que mencionas. Yo soy un caos con mis finanzas, no tengo pena alguna de decirlo. Tampoco es como si estuviera metida en deudas estrafalarias ni mucho menos, pero creo que podría cuidar mis gastos personales de una mejor manera y lo cierto es que haciendo un balance de lo que gano y gasto, me doy cuenta de que destino importantes sumas a cosas que verdaderamente no necesito. En fin jeje, saludos linda 😀

    Le gusta a 1 persona

Qué te pareció el artículo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: