Last Minute

Tinder: amor y fraude en la palma de tu mano.

…aquello ya no versaba sobre el artículo inicial TINDER: ¿Para qué sirve el botón “denunciar”?   y pasó  a convertirse en una especie de “foro” de víctimas de estafas amorosas o de lectores que habían pasado por una mala experiencia tras una cita online.

encontrar parejaLas búsquedas de mi blog tienen como trending topic a un tal Roberto Sottogrande que ha puesto en jaque a miles de mujeres en Tinder.

A menudo recibo comentarios de lectores que comentan su historia de amor o desamor con algún loco, algún estafador y algún hombre o mujer haciéndose pasar por otra persona diferente.

Es más, con tantos comentarios en aquel artículo… Creo que han fundado un club de fans o una asociación de víctimas (no estoy muy segura de lo que han decidido)

Al principio contestaba a los comentarios, pero dejé de  hacerlo cuando me di cuenta que aquello ya no versaba sobre el artículo inicial TINDER: ¿Para qué sirve el botón “denunciar”?   y pasó  a convertirse en una especie de “foro” de víctimas de estafas amorosas o de lectores que habían pasado por una mala experiencia tras una cita online.

Mentiras en la Red o cómo ser quién quieras.

Hace varios años emitían un programa llamado “CATFISH: MENTIRAS EN LA RED” que trataba precisamente de esto, de cuántas personas en el mundo hablaban por RRSS con otras que no conocían, a veces durante muchos meses y finalmente, gracias a este programa descubrían la gran mentira.

catfishOtro tipo de estafas o fraudes en apps de citas es la “sextorsión”, en las que pueden utilizar imágenes que le hayas enviado para pedirte después dinero.

Puede ser divertido jugar a esto de “calentar motores”, pero lo considero todavía más peligroso que divertido.

No olvidemos, que muchos de los perfiles perfectos de estas Apps son BOTS (No son personas, realmente hablan como si fueran la hermana sexy de Alexa o el Ken, después de romper con Barbie).

La app de Tinder, fue un fenómeno de masas, si eras soltero/divorciado o estabas en Tinder o no existías para el género opuesto.

Nadie ligaba en una discoteca, en un bar o en sus clases particulares de piano…La gente llegaba al restaurante con una persona que acababa de conocer, apenas un par de cañas antes.

Tinder era el perfecto escaparate para aquellos y aquellas que no se atrevían a dar el paso y que podían conocer a muchas otras personas, de cualquier parte con sólo darle “me gustas” a una foto.

También sirvió para ensalzar el amor libre y el sexo de una noche… Gracias a las apps de citas online, muchos y muchas han relanzado las estadísticas de su vida sexual, que de no ser por Tinder  jamás se hubiesen atrevido.

Pero la magia de esta app de citas, (que tenía su parte buena) era la facilidad de conocer a gente y al menos ponerles cara, para pasar después al chat de tu whatsapp…

app-tinderConozco a una sola pareja que se han conocido a través de esta app de citas y que llevan varios años juntos, olvidando ya en qué momento ese “macht” cambió sus vidas.

Por lo demás, con todos los millones de usuarios que tiene la app, nadie reconoce haber encontrado el amor en Tinder… “Parejas Tinder que se conocieron en París (que es más bonito)”es un post que reflexiona sobre este tema… ¿Por qué avergüenza tanto decir que eres usuario de la app y que por fin has encontrado el amor?

En cambio, si conozco a personas que cuentan sus batallas en Tinder como si fuese un entretenimiento… Es decir, nadie espera encontrar a priori, encontrar en una foto retocada, al amor verdadero.

Quizás por eso, Roberto Sottogrande se hizo un perfil en Tinder, porque pensaba que era un juego más y que podría repartir amor a través de la geografía española cambiando su ubicación cuando quisiese.

Roberto tenía ligues en Barcelona, Cádiz, Madrid, Sevilla… Roberto era ¡la guía Campsa de carreteras!!

Puede que muchas de sus parejas fuesen ingenuas o que no interpretasen las señales, pero ¡Por Dios! ¿Qué lleva a un hombre a engañar a tantas mujeres? ¿Dónde está el beneficio del engaño?

No pedía dinero y no quería amor… era un simple timo emocional que utilizaba para alimentar su ego.

Apps de citas  úsalas con moderación:

Bien es cierto que durante los meses de confinamiento, el proceso de encontrar pareja se redujo a las apps de citas e igual que la transformación digital y el teletrabajo ha llegado a nuestras vidas… Tinder y otras apps se quedarán instaladas en nuestros smartphones durante mucho tiempo.

Es oficial, “El amor en los tiempos de Tinder” tal y como se titula el blog de Pepa Marcos, es una realidad de pareja con la que debemos aprender a convivir.

Así que, por favor, que no os engañen, el amor sigue siendo real, existe, pero hay que buscarlo no sólo detrás de un pantalla.

Quizás ahora que se ha relajado el confinamiento debamos volver a los orígenes y no olvidar la importancia del amor a primera vista y no al primer “macht”. ¿Tú que opinas?

 

 

 

2 Comentarios en Tinder: amor y fraude en la palma de tu mano.

  1. Creo que nada sustituye al acercamiento en persona, por chispazo o por roce diario. Estos canales pueden ayudar a romper el hielo y ganar una cierta osadía, pero…o pones cara y lo conviertes en algo tangible o nadie está seguro de si ha sido sólo un sueño

    Me gusta

    • Opino lo mismo que tú, el directo es el directo… Quizás estas apps sirvan como dices para romper el hielo y también como fuente de entretenimiento para muchos y muchas a los que la valentía en el amor no pasa más allá de la pantalla.

      Le gusta a 2 personas

Qué te pareció el artículo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: