Last Minute

Las cosas no se dicen…

no hacemos las cosas que queremos

“Las cosas no se dicen, se hacen, porque al hacerlas se dicen solas”… y como viene siendo habitual…los refranes no fallan.

Yo soy mucho de hablar, mucho de decir y ya no sé si soy de hacer o no, porque lo que yo hacía cuando no tenía “vicios” sentimentales, prejuicios, ni heridas que lamerme… eran otras cosas.

Con el tiempo, lo máximo que hacemos es pensar, pensar y darle vueltas a las cosas…pero hacer, realmente hacemos poco o casi nada.

Porque hacer es dejar al descubierto nuestras cartas y al final nadie quiere dar ventaja al enemigo cuando de relaciones se trata.

Hablando con amigos en mi misma situación (solteros con relaciones esporádicas) me comentaban porqué muchos hombres ya maduros buscaban mujeres mucho más jóvenes (hombres de 40 con mujeres de 25) y su respuesta me dejo alucinada, aunque en el fondo entendí de lo que hablaba:

Supuestamente con la edad y la experiencia nos volvemos más desconfiados, menos espontáneos y con “vicios” adquiridos fruto de nuestras guerras con el sexo opuesto. Vale, aceptamos pulpo.

 Juzgamos a las personas antes de que nos fallen, antes de conocerlas ya las tenemos sentenciadas.

Según él, una mujer joven lleva la relación sin cargas, sin miedos, sin perjuicios y sobretodo con las manos limpias y sin “Un as bajo la manga”. Cosa que a medida que maduramos vamos dejando de hacer.

Si eso implica que tengo que buscar una pareja “teenager” pues creo que lo llevo jodido, porque la etapa de la guardería o el instituto la pasé hace ya tiempo… ¿Dónde están los hombres hechos y derechos?

Como también dice otro amigo (si es que será por amigos) “no envejecen los años, sino los daños”… ¡Así que con 33 años  yo podría compararme con MATUSALÉN!

Y es que ya está bien ¡joder! ¿Hasta cuándo vamos a fingir tener un corazón de patata?  ¿Hasta cuándo dejaremos que puedan nuestros miedos más que lo que sentimos, deseamos o queremos?

no nos atrevemos

Después dirán que puedo escribir de cualquier cosa y no mojarme en mis palabras…  Lo he dicho alto y claro desde el minuto uno… Lo he dicho en mil artículos por ejemplo:

“Si encontraras el amor ¿Tú qué harías? (creo recordar que al final nadie hacía nada)

“Quién tiene magia no necesita trucos” (eso de jugar a ver quién es el que da el primer paso)

Si no me equivoco he escrito casi 180 post (éste debe ser el nº 180 creo)  y en casi todos ellos critico lo mismo: El juego en el que nadie enseña las cartas.

Critico el juego cuando las cosas no son claras, critico el miedo cuando  “si no te arriesgas, nada ganas”, critico el hecho de no dar nada y en cambio esperar que sea el otro el que lo dé todo, critico el sexo sin amor como fórmula de vida (no como excepción), critico a los hombres y  mujeres que buscan algo que no existe y que cuando encuentran una opción perfectamente válida salen corriendo en busca de otra cosa…. ¡Me sobran críticas! ¡Me faltan las palabras!

Y me critico a mí (porque no soy mejor que el resto) por no vivir.

Por callarme cuando debía haber hablado, por dejar que me pasen cosas que debía haber frenado, por ser quién no soy simplemente para no molestar/asustar/acojonar… a la persona que me gusta o me interesa en un momento dado.

Yo soy la primera que piensa que decir no es suficiente… En cambio no hago casi nada ¿Por qué?

Porque me preocupo más de lo que siente el otro, que de lo que pueda sentir yo… Y mira por dónde… al final la que se queda con la duda, o con el mal sabor de boca soy yo… por no hacer nada.

Como filosofía de vida siempre he pensado que prefiero arrepentirme de  un “te quiero” mal dado, que arrepentirme de no haberlo dicho cuando lo había deseado… Siempre me aplico eso de “El NO, ya lo tienes”.

Porque al final hagas o no,  la vida sigue… y si no hago, no vivo y aquí hemos venido a eso ¿no?

y si arriesgo y no gano

En este mundo en el que como siempre digo, las personas vamos “con el cuchillo entre los dientes”, creo que no nos damos cuenta de lo que hacemos realmente con semejante actitud.

Somos víctimas de nuestro propio “sabotaje” porque cuando tenemos que apostar le ponemos pegas, porque cuando tenemos que decir lo que pensamos, nos callamos y porque cuando tenemos que demostrar lo que sentimos….Nos replegamos (nos metemos en nuestro mundo interior, pensamos demasiado).

Y no digo yo que no sea bueno pensar…pero ¿y vivir? ¿Qué puede pasar si lo dices? ¿Qué puede pasar si lo haces? Sinceramente, creo que no hay sensación peor que la de “quedarse con las ganas”.

Sigo creyendo que  para que las cosas salgan bien, a veces hay que arriesgarse a que salgan mal, que para que alguien reciba,  a veces tiene que dar y que para lograr algo en esta vida hay que decir menos y hacer mucho más.

Porque si hiciésemos todo eso que pensamos, que deseamos… habría muchas menos cosas que lamentar.

 

 

Anuncios

9 Comentarios en Las cosas no se dicen…

  1. De 40 que soy, y lo siento por ellas, pero con una de 25, y siendo padre, divorciado, no way!
    De lo demás, coincido contigo aguedalgg. Abrazos desde los 40 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. BB

    Algunos hombres que pueden las elijen de 23 y 28 .

    Tal vez deberías buscar entre tus NO enemigos y en vez de buscarte uno de 30 / 40 , busca a un hombre ……. nada de solteros, nada de viudos, nada de payasos recien divorciados, busca uno que lleve al menos dos divorcios y con un minimo de un hijo , y veras que hay un mundo diferente al que tu vives…A mi entender hay muchos pero tu estas entre las BB ciegas .

    P/D : Me voy a comprar aceite …;) 😉

    Le gusta a 1 persona

    • Tomo nota…a ver que encuentro. ..jaja

      Me gusta

      • Vamos a ver, yo tengo 31 y soy soltera y me tienen pasado varias cosas parecidas a las que t pasaron a ti, pero desde luego yo no lo veo como tu. Tu analizas el problema en los hombres que encuentras, más bien que buscas, que si solo quieren sexo que si no se arriesgan, que si las prefieren jóvenes…. Pero es que simplemente son hombres que no quieren lo mismo que tu. Hay mujeres que los quieren así pero no por eso quiero pensar que no los haya que quieran una relación estable que sean maduros y a los que le intereses tu, solamente aun no t apareció, que dicho esto decirte que buscar con tanto ahínco al hombre dw tus sueños que sólo consigues no dejes de tropezarte con hombres que en realidad no t interesan.
        Según yo, partes de una buena base ya que sabes perfectamente que es lo que quieres, así cuando t encuentres con esa persona lo sabrás, pero yo de ti a mi dejaba de buscar y simplemente estaría receptiva a lo que pase a tu alrededor.
        Seguro que lo encuentras. Lo que está para ti no está para nadieun saludo

        Le gusta a 1 persona

      • En esas estamos…dejando que fluya….porque al final “tanto va el cántaro a la fuente….” puede que sí…que lo que encuentre sea eso y que el problema está en buscar dónde no hay….pues en cualquier caso si hay algo para mí. …aparecerá.
        Gracias por dejarte caer por aqui…

        Me gusta

  3. Miedo, miedo, miedo… Un día me dí de bruces con la siguiente frase: “¿Cómo sería tu vida si la vivieras sin miedo?” Fue uno de esos momentos reveladores, casi místico. Pasó por mi mente todo lo que había hecho y no hecho por temores, temores infundados de toda índole.
    Entonces vi con claridad las consecuencias del miedo en nuestras vidas: demoledoras, aterradoras. Ese temor constante a casi todo y todos es lo que más condiciona nuestras vidas. Pero… joder, qué difícil es erradicar esos temores. Al menos tener conciencia de ello ya es el primer paso.

    Le gusta a 1 persona

  4. Parafraseando algunos refranes me salen los siguientes: “El que no arriesga, no gana” y su antítesis: “El que se mueve no sale en la foto”… y con nuestra naturaleza humana es mas seguro no moverse y nos mantenemos adormecidos, en ese imaginario estado de confort o de constante dolor y sin embargo no hacemos nada… por que es mas seguro y nos sentimos inermes ante el mundo, ante las relaciones, sobre todo las nuevas, sobre todo cuando nos han lastimado, pero nos hundimos en la autocompasión en la victimización y nuestra energía se marchita, nos desgastamos por nada y nos mantenemos inmóviles como quien espera su fin en una impávida calma…definitivamente es mas fácil decir que hacer… pero venga que tenemos que hacer mas y decir menos, tu ya lo dijiste Rubita el no ya lo tenemos, así que calladitos y haciendo… abrazo…

    Le gusta a 1 persona

  5. Su hablas de relaciones y de enemigos en la misma frase es porque algo falla… De todas formas estoy contigo. Hay que arriesgarse porque en cualquier momento puedes ganar. Pero arriesgarse solo con quien sientas que hay hacerlo. Sé que un día ganarás y encontrarás a la persona que buscas, la que verá en ti la persona a la que amar, la que entenderá como tú lo que es entregarse y querer al otro sexual, sensual e íntimamente, la que te dará la felicidad que mereces y que a día de hoy crees difícil o imposible encontrar. Solo espero y deseo que no tardes mucho en hacerlo. Cuanto más tiempo puedas disfrutarlo y ser feliz, mejor. Besitos Rubita

    Me gusta

Qué te pareció el artículo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: